Lo más visto

Más de Opinión

El apocalíptico Donald Trump

Enlace copiado
El apocalíptico Donald Trump

El apocalíptico Donald Trump

El apocalíptico Donald Trump

El apocalíptico Donald Trump

Enlace copiado
Impredecible, apocalíptico, sorprendente, son algunos de los epítetos más suaves con que nos podemos referir al nuevo presidente de EUA, a quien la mayoría que le adversa ha acusado de atizar la llama de los extremismos, con sus malas acciones. Por haber insultado a mujeres, latinos, afroamericanos, musulmanes, familiares de soldados caídos, discapacitados, prisioneros de guerra, entre otros. Por lo que le han llamado xenófobo, racista, misógino, intolerante, autoritario, egoísta, mentiroso, fanfarrón, etcétera. Pero que ahora es el señor presidente electo.

Deepak Chopra, en un artículo escrito en junio, dijo que Donald Trump ha recurrido a “la sombra”, al inconsciente o la bestia reprimida que todos llevamos dentro: odio, racismo, sadismo, egoísmo resentimiento, transgresión sexual... pasiones que si se desatan pueden llevar a una sociedad a la violencia, a los prejuicios, al caos y la irracionalidad; que por cierto ya sufrieron las sociedades más avanzadas de Europa, durante la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Para otros analistas, la mayoría de medios de comunicación nos mostraron únicamente el lado oscuro de Trump, los insultos y fanfarronadas. Para ellos, este utilizó un discurso emocional y espontáneo, que apeló al estómago, a las necesidades básicas y principales intereses de los sectores más afectados, que lo llevó a la victoria. Un discurso antiestablishment, anti Wall Street, que sedujo al sector mayoritario de la población blanca, clase media con bajo nivel político y empobrecida por los efectos de la globalización económica. Dicen que Trump no ha criticado al sistema capitalista, sino a los políticos tradicionales que se han aprovechado de sus cargos para enriquecerse. Que prometió sacar a Estados Unidos del TLC o NAFTA (por sus siglas en inglés) y del Acuerdo de Asociación Transpacífico TPP, que golpearía a la industria manufacturera de Estados Unidos. Que dijo que iba a revisar las relaciones con Rusia, para buscar un acuerdo de combate común al Ejército Islámico. Y reconsiderar las relaciones con la OTAN.

Esperemos que se cumplan las predicciones de los que dicen que habrá diferencias entre el Trump irresponsable, que dijo cualquier cosa en campaña para ganar, y el Trump presidente de Estados Unidos de América, que actuará con prudencia y sabiduría. Que no será su prioridad la construcción del muro, que no iniciará la persecución y deportación de once millones de indocumentados, no prohibirá la entrada a los musulmanes, no censurará la prensa, no retrocederá los acuerdos con Irán, y acercamientos con Cuba. Y en especial, que no endurecerá los requisitos para apoyar al Triángulo Norte de Centroamérica, no anulará el TPS y el Dream Act, entre otras cosas. Y que por el contrario, escuchará los consejos de su equipo de gobierno, congresistas, senadores; y que gobernará para todos los estadounidenses, incluyendo a las minorías, no solamente para los intereses de los blancos conservadores que mayoritariamente votaron por su candidatura.

Por último, señalar que no se hicieron esperar las numerosas manifestaciones en quince ciudades norteamericanas, protestando en contra de Trump y el sistema de colegios electorales del siglo XVIII. Sistema que le impidió a la señora Hillary Clinton ser la primera mujer presidenta de Estados Unidos, a pesar de haber sacado más de doscientos mil votos populares que su contrincante.

Tags:

  • elecciones
  • estados unidos
  • donald trump
  • migracion

Lee también

Comentarios