Lo más visto

Más de Opinión

El bueno, el malo y el feo de la política

Enlace copiado
Enlace copiado

Cuando éramos pequeños disfrutábamos de las películas de vaqueros, siempre se nos difundió la idea que los indios apaches eran los malos de la película y que el ejército de Estados Unidos eran los buenos. Al final se analizan aspectos de racismo, poder, fuerza y lucha de clases.

Si usted ya vio la película “El bueno, el malo y el feo”, incorpore esos personajes en cada uno de los funcionarios que gobiernan y han dirigido al país en los últimos treinta años. En la política sucede lo mismo, aunque cada adepto defiende a su partido político a capa y espada, les lavan el cerebro diciéndoles que los del otro partido son los malos de la política.

Actualmente ARENA y el FMLN son los partidos que han estado escribiendo la historia y, como se ha observado, es difícil manifestar quién es el bueno o el malo. ARENA gobernó 20 años, en ese lapso de tiempo a cada presidente arenero le atribuyen las obras que realizó, el primero, Alfredo Cristiani, fue quien ayudó a que se firmasen los Acuerdos de Paz; y al último, Antonio Saca, entregó en bandeja de plata el país al FMLN.

Mientras tanto, el FMLN apenas lleva ocho años en el poder y todo el mundo sabe que no vienen inscritos como partido político de un alumbramiento sin cola que les pisen. Quizá deba pasar unos 25 años para que ya no se vean las caras de los comandantes guerrilleros en el partido. Es necesario que haya una generación de jóvenes con otros pensamientos. Claro, los estatutos del partido no creo los cambien.

Ambos partidos políticos han cometido exabruptos, entonces ¿es necesario un nuevo partido político para que nos gobierne? Se ha analizado en encuestas que el pueblo desprecia al FMLN y ARENA. Talvez GANA, PDC o PCN u otro partido aprovechen esta coyuntura.

Por otra parte, Nayib Bukele y Carlos Calleja parecen ser los actores principales para candidatos presidenciales, ambos tienen el guion de una película hollywoodense en donde exhortan o tapan el sol con un dedo y mencionan que sus partidos políticos son dignos a imitar. Aunque Bukele ha sido recio al criticar al FMLN. Una cosa son los candidatos y otra el instituto político de donde provengan. Cada quien tendrá que hacer un examen de cómo quedarán los guiones.

Es bueno recordar los liderazgos, Roberto d'Aubuisson exhortó en una convención femenina en 1989: “...Debemos estar conscientes de que nuestra patria El Salvador se va a mantener como tal, siempre y cuando se mantenga el Estado de derecho y que nosotros como areneros mantengamos nuestros principios bien claros...”. Si él estuviese vivo, ordenaría muchas cosas y evaluaría si es justo y necesario cambiar algunos estatutos del partido ARENA.

Schafik Hándal mencionó en una entrevista que le realizaron en Los Ángeles: “...Vamos a empeñarnos en superar la crisis económica y social que nos han heredado tres gobiernos de ARENA... en términos de crecimiento de la pobreza, un desastre en términos del desempleo, incremento enorme de la delincuencia...”.

Al analizar los discursos, pareciera que ambos tuvieron la razón a su manera de analizar la cosa política. Sin embargo, estamos en el segundo gobierno del FMLN y lo que mencionó Hándal parece que no se ha resuelto. Ambos eran líderes y ha costado tener a líderes de su nivel. Napoleón Duarte es también otro político a recordar, ¿fue malo o bueno en la política?

Los que somos espectadores nos preguntamos ¿quiénes son los buenos y malos de la política salvadoreña? El otro año iremos a votar por concejos municipales y diputados, cada quien con su razonamiento para escoger a sus líderes. Será una probadita para saber quiénes serán los candidatos presidenciales para 2019. El feo se los dejo de deber.

Lee también

Comentarios