Lo más visto

Más de Opinión

El cáncer del siglo 21

No puedo comprender cómo un país como Chile, que ha sido mi referente, el ejemplo a seguir, por ser el país más próspero, con una economía sólida, fuerte, pujante, por ser el país que tiene el ingreso per cápita más alto de Latinoamérica, por tener un estadista de lujo como presidente, el doctor Sebastián Piñera.

Enlace copiado
Carlos Alejandro Varaona

Carlos Alejandro Varaona

Enlace copiado

Los chilenos son los únicos latinos que no necesitan visa para entrar a los Estados Unidos, porque la situación es tan bonancible y hay tantas oportunidades de trabajo en su país que no necesitan emigrar para buscar el sueño americano. Y de pronto el país maravilla empieza a desmoronarse con protestas callejeras, destrucción, saqueos, vandalismo, etcétera. 19 estaciones de Metro fueron incendiadas y destruidas completamente incluyendo sus trenes y 63 estaciones adicionales sufrieron daños importantes que les impidieron seguir operando.

Más de 1,000 supermercados, inmuebles, locales, edificios, bodegas, oficinas, farmacias fueron saqueados, quemados y destruidos. Por $0.04 que aumentaron en el metro. Esa solo fue una excusa. ¿Qué está pasando en el mundo? ¿Cuál es la respuesta correcta? Es el cáncer del siglo 20 y el siglo 21: el comunismo, el socialismo, como lo quieran llamar. Desde principios del siglo 20 vienen fomentando el odio, la envidia, la desunión, el caos. Los comunistas son parásitos enquistados en la sociedad, no trabajan, pero conspiran; no producen, pero fomentan el descontento, el odio de clases; son expertos en causar zozobra, desorden, destrucción, en envenenar mentes.

Leí hace poco, que cuando Soraiva de Carbalho le dijo a Olof Palme: "En Portugal queremos acabar con los ricos". Este le contestó: "qué curioso, nosotros en Suecia solo aspiramos a terminar con los pobres", es decir, a acabar con la pobreza. Es verdaderamente lamentable darnos cuenta de la mediocridad, el resentimiento, la incapacidad, los grandes complejos de los izquierdistas. Y podría añadir la maldad, la envidia y la falta de valores. El comunismo es ateo. Qué podemos esperar de gente que no cree en Dios.

Cómo es posible que estos camaradas, como se suelen llamar, convenzan a otras personas que sigan ideologías nefastas, fracasadas, retrógradas, que solo benefician a un pequeño grupo de compinches oportunistas y al resto del pueblo le quitan su libertad, lo vuelven dependiente, lo esclavizan económicamente y no solo económicamente, también de toda forma. Pero les hacen creer que los empresarios son los enemigos del pueblo, los responsables de sus penurias, de sus problemas, de sus limitaciones y privaciones. No se dan cuenta de que son los empresarios, los emprendedores, los que crean plazas de trabajo, los que reactivan la economía, los que pagan impuestos para que los gobiernos puedan hacer obras que beneficien al pueblo, como hospitales, escuelas, unidades de salud, mercados, metros, carreteras, puentes, etcétera. La respuesta es simple: la falta de análisis, de educación, la falta de cultura, la ignorancia. Y para conseguir su objetivo apelan a los sentimientos, a las bajas pasiones, a lo más oscuro del ser humano. La esperanza es que el pueblo por medio de los celulares ha ido aprendiendo y cada vez se informa más. Ya no es tan fácil "darles atol con el dedo". Pero todavía falta mucho. No estamos preparados para elegir correctamente a la persona idónea.

Winston Churchill dijo: "Si pones comunistas a cargo del Desierto del Sahara, en cinco años habría escasez de arena". Sabias palabras.

El "populismo" es otra forma de hacer política. En los países del tercer mundo la educación no ha sido prioridad, por eso vemos que el promedio de las escuelas públicas apenas llega a 5 de calificación, de 10 puntos posibles. Por eso podemos entender que una Cristina Kirchner esté de vuelta en el poder en Argentina, que la gente haga disturbios en Chile, que Evo Morales gane las elecciones en Bolivia, que López Obrador gobierne México, que Daniel Ortega en Nicaragua y Maduro en Venezuela sigan enquistados en el poder. Todos izquierdistas.

El mundo está al revés. "Qué mal andas, te confundo mundo". Dios nos ampare.

Tags:

  • Chile
  • protestas
  • comunismo
  • empresarios
  • populismo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines