Loading...

El cargo no hace al líder

Aquellos que siendo políticos se consideran "líderes" y que siguen a otros "líderes", los que llegan para servirse y no para servir, deben recordar que todos los beneficios que hoy ostentan no son suyos, no son eternos, son del cargo.

Enlace copiado
Irvin Paolo Umanzor-Umanzor - Licenciado en Ciencias Jurídicas

Irvin Paolo Umanzor-Umanzor - Licenciado en Ciencias Jurídicas

Enlace copiado

Hace poco leía un libro de Simon Sinek, inglés, escritor y motivador sobre liderazgo. En uno de sus libros titulado "Los líderes comen al final" cita la anécdota de la taza de la cerámica, la cual me permito compartir y parafrasear por respeto a su autoría:

"Un Subsecretario de Defensa de EE. UU. en una conferencia ocupó su lugar para hablar, hizo una pausa para beber café de un vaso de poliestireno que había subido al estrado consigo y dijo: ‘¿saben?, el año pasado también hablé aquí. Participé de este mismo simposio en el mismo escenario y aún era subsecretario. Volé hasta acá en business class y en el aeropuerto había alguien esperándome para llevarme al hotel. Al llegar había otra persona aguardándome, ya me habían registrado y me llevaron a mi habitación. A la mañana siguiente había un coche que me trajo hasta acá, me hicieron pasar por el vestíbulo y me dieron café en una bonita taza de cerámica.

Pero en esta ocasión ya no estoy delante de ustedes como subsecretario, volé en clase turista, en el aeropuerto no me esperaba nadie, tomé un taxi hasta el hotel, me registré yo mismo, tomé otro taxi para venir acá, al llegar pregunté si podía tomar un café y me señalaron una cafetera sobre una mesa y me lo serví yo mismo en un vaso de poliestireno. Se me ocurre que la taza de cerámica no era para mí, sino para el cargo que ocupaba. Ahora merezco un vaso de poliestireno, y esta es la lección, todas las gratificaciones, los beneficios y las ventajas que tengan por un cargo no son para ustedes, son para el rol que desempeñan. Cuando abandonen ese rol le darán la taza de cerámica a quien los sustituya porque ustedes merecen un vaso de poliestireno’".

Haciendo un símil con los políticos de nuestro país, es innegable que muchos llegan por el estatus, el poder y los beneficios del cargo y creen erróneamente que son líderes, cuando muchos han llegado a donde están producto del efecto dominó que crea el populismo y olvidan que, como ha sucedido antes, su momento será efímero, se irán así como otras generaciones de políticos.

Como sociedad, debemos saber distinguir y elegir a verdaderos líderes y tener presente que el cargo oficial no es lo que convierte en líder a la persona.

Los líderes son aquellos que eligen servir a otros se tenga o no un cargo formal, y por el contrario muchos de nuestros políticos eligen primero el cargo para poder servir (o servirse). Basta con ver a nuestra clase política en la que algunos tienen autoridad pero que no son líderes, y por el contrario, personas situadas en el escalafón más bajo de una organización que sin duda alguna lo son.

El deber ser es que la Administración Pública esté compuesta por líderes y no por seguidores, el deber ser es que nuestros "líderes" políticos renuncien a acaparar la atención en favor de dedicar tiempo y energía a lo que deben hacer para respaldar y proteger a los administrados.

En una sociedad salvadoreña con una confianza destrozada, el que pretenda ser un líder debe actuar con integridad, honestidad y responsabilidad para fomentarla, y todo ello inicia por decir la verdad. ¿Cuántas cosas nos han ocultado, nos ocultan y nos ocultarán con verdades a medias o supuestas verdades?

En su libro, Sinek considera que la forma más fácil de diferenciar a un líder de entre el resto es que el primero forjará su liderazgo cuando NO le dicen lo que quiere escuchar, sino lo que necesita escuchar; preguntémonos entonces, quienes nos "lideran" ¿son tolerantes a la crítica? ¿Son capaces de edificar una nueva postura a partir de ella?

Personalmente sueño con que nuestra sociedad deje de confundir y buscar a líderes de verdad entre los políticos, puesto que la historia dice que muy rara vez ambos coinciden en uno mismo.

Aquellos que siendo políticos se consideran "líderes" y que siguen a otros "líderes", los que llegan para servirse y no para servir, deben recordar que todos los beneficios que hoy ostentan no son suyos, no son eternos, son del cargo, y este último no los convierte en líderes.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • cargo
  • líder
  • político
  • populismo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines