Lo más visto

Más de Opinión

El comunismo no estimuló a las personas

Enlace copiado
Enlace copiado

Como ya casi todos sabemos el comunismo fracasó, por muchas razones, pero fue más que todo, por haberle quitado la libertad a las personas y, porque no estimuló individualmente a nadie a progresar en el aspecto económico, de libre mercado o de libre empresa; por el contrario los desestimuló, para que se conformaran; perdieran sus ambiciones personales de progresar y de desarrollarse y eso fue lo que causó que se quedaran atrasados, en la miseria y en la pobreza.

Por ello los psicólogos alemanes dicen que cada ser humano necesita uno o varios estímulos, para funcionar en la vida, es decir, para alcanzar las metas deseadas individualmente en el trabajo, el estudio, el deporte, la política, el amor, etcétera, y así triunfar y ser feliz. Tal como lo dice el escritor salvadoreño José René Barón Ferrufino, en su libro “Comunismo y traición”: Para que la sociedad progrese el individuo no solo tiene que tener libertad sino que también el estímulo del beneficio propio no colectivo.

En la práctica esto fue tan evidente que en la ex Unión Soviética, Europa Oriental, China Roja, Vietnam, Corea del Norte, Cuba, Etiopía, Camboya y Nicaragua, etcétera, los altos dirigentes comunistas tuvieron que por fin reconocer que era necesario darle libertad y estimular a los estudiantes, científicos, obreros, campesinos y a cualquier otra persona, para que sobresalieran, produjeran más y progresaran en cada una de sus áreas.

De esa manera todos saldrían adelante, la economía crecería, habría más y mejores empleos, florecería el comercio, habría abundancia de productos, se crearía riqueza, progreso, innovación y bienestar, para todos y la experiencia ha demostrado que el capitalismo alemán, estadounidense e inglés son los que más estimulan a las personas a trabajar y a progresar en la vida.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines