Lo más visto

Más de Opinión

El consejo de seguridad va a Washington

Una delegación del Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana viajó a Washington a tratar de incidir en la votación en el Congreso de $750 millones
Enlace copiado
El consejo de seguridad va a Washington

El consejo de seguridad va a Washington

El consejo de seguridad va a Washington

El consejo de seguridad va a Washington

Enlace copiado
Una delegación del Consejo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana viajó a Washington a tratar de incidir en la votación en el Congreso de $750 millones, aprobados por el Senado, a ser ratificados y votados al regreso del receso de verano, octubre o noviembre, para el Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, del cual nos sería asignado un monto importante, así como de unos $1,000 millones que serían discutidos y votados en 2017.

La visita fue estratégicamente bien diseñada en el “timing”, antes de que senadores y congresistas se vayan al receso de verano, se llevan la idea en mente y al regresar no encuentran algo nuevo cerca de las elecciones. Esto fue reconocido por varios funcionarios visitados. Bien escogida y lograda la lista de visitas, alto nivel del Departamento de Estado, senadores y congresistas demócratas y republicanos, que dirigen comisiones clave, Apropiaciones del Senado, Seguridad Nacional, Operaciones Extranjeras, Relaciones Exteriores, Asuntos del Hemisferio Occidental y Caucus Centroamericano.

Visitamos al asistente del vicepresidente Biden y su equipo, a delegaciones del BID, la OEA, diversas organizaciones de la sociedad civil en el Wilson Center y finalmente una conferencia de prensa. Aplaudo a la Cancillería y personal de la embajada en EUA por la ejecución impecable de coordinación, apoyo logístico y precisión en una agenda muy apretada en los laberintos de túneles y pasillos del Capitolio y las oficinas en D. C.

Me sorprendió la buena disposición hacia nuestro tema, casi unánimemente están todos muy interesados por el Triángulo Norte, todos los visitados estaban informados de los avances en seguridad y preocupados por la participación de largo plazo del ejército en labores de policía, temores de militarizar el país y la corrupción, algo que ven con lupa para asignar fondos.

Mi impresión, compartida por la delegación, es que la misión fue muy exitosa, por las reacciones de los visitados, desde “cuenten conmigo, somos aliados en esto” a “vemos con mucha simpatía el tema y los apoyaremos en la votación”. Veremos en octubre-noviembre cuán efectivos fuimos.

El éxito, en mi criterio, se debió fundamentalmente a tres factores: llegamos mostrando resultados, no promesas de lo que haremos, en Seguridad y Fiscalía, y la unión ciudadana alrededor del tema. El ministro Ramírez Landaverde mostró una reducción de homicidios del 50 % de enero a la fecha, concentrada mayormente en los últimos tres meses, facilitado por las “medidas extraordinarias” implementadas, la sentencia de la Corte Suprema declarando terroristas a quienes participan en estas actividades y la ley aprobada por unanimidad por la Asamblea permitiendo encarcelar y procesar por ese delito los pandilleros. Muy importante el movimiento en las cárceles, en la cuales hoy los líderes pandilleros están aislados sin poder dar instrucciones de extorsiones o asesinatos desde la cárcel, un logro de lo más importante, así como la persecución del crimen con inteligencia, dirigida a líderes, con cargos comprobables, lo que facilita la acción de la Fiscalía.

El segundo rubro en que mostramos resultados es la actuación de la Sección de Probidad y la Fiscalía, que persiguen e inician causas por corrupción a dos expresidentes, alcaldes y otros altos exfuncionarios, inédito en el país. Esto fue muy bien recibido aunque mencionaron esperaban resultados del proceso. Igualmente fue bien recibida la iniciativa de la Fiscalía de investigar aparentes ejecuciones extrajudiciales cometidas por policías.

Finalmente impresionó muy bien el testimonio del sector privado de que el consejo es la única instancia de diálogo que está funcionando, en la cual estamos juntos todos los sectores de la sociedad, lo que da esperanza de que esto pueda repetirse en otros temas de urgencia nacional, dejando a un lado la polarización y el cálculo electoral.

Fue una buena jornada.

Lee también

Comentarios