Lo más visto

Más de Opinión

El crecimiento del turismo en la última década y su impacto en la economía salvadoreña

Enlace copiado
Alberto Arene

Alberto Arene

Enlace copiado

Hace dos semanas fui invitado al Foro "Panorama 2030: Desafíos y Perspectivas del Turismo Salvadoreño", organizado por el Ministerio de Turismo con el patrocinio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). No obstante su identificación desde hace tiempo como uno de los sectores con mayores potencialidades de crecimiento, no fue sino hasta en los últimos dos gobiernos que el turismo ha tenido un lugar cada vez más destacado en la economía nacional. El crecimiento fue aún mayor en los últimos cinco años a pesar del repunte de homicidios en 2015, liderándolo internacionalmente aunque disminuyendo desde entonces. Una estrategia coherente sostenida en dos gobiernos consecutivos liderado por el mismo titular –José Napoleón Duarte– y su equipo, pareciera explicar cómo se transformó el sector turismo en una fuente importante de ingresos y empleo para la economía nacional. El turismo ahora forma parte de la agenda de desarrollo habiéndose creado las condiciones para nuevos saltos en la próxima década.

Desde 2009 hasta 2018 el número de turistas creció 54 %, el de excursionistas 219 % y el de visitantes 71 % (1,677.3/858.3/2,535.6, respectivamente). Los ingresos turísticos se triplicaron pasando de $516.6 millones a $1,537.3 millones (297 %), y de 2.9 al 5.9 % del PIB, respectivamente. El empleo pasó de 41,236 a 55,086, un crecimiento de 33.5 %, mientras el salario promedio en el sector turismo en 2018 fue 4.8 % mayor que el salario promedio del país ($537.09/$512.42).

Desde el año 2009, la estrategia combina el turismo internacional con el nacional bajo la sombrilla de la marca "EL SALVADOR IMPRESIONANTE", desde el año 2017 bajo la marca país "El SALVADOR GRANDE COMO SU GENTE", y el turismo interno bajo la marca PUEBLOS VIVOS. Dicha estrategia integra varias políticas resaltando la de turismo y desarrollo sostenible, y desarrollo local, y manejo de visitantes, y seguridad, y artesanías, y alojamiento, y gastronomía, y gobernanza, con sus respectivos documentos acompañados de los planes anuales de turismo, de publicaciones de estadísticas actualizadas y un catálogo de empresas turísticas, entre otros documentos y publicaciones. El esfuerzo de sistematización, análisis, narrativa y visión prospectiva debe ser resaltado, además del esfuerzo de presencia, proyección y posicionamiento a nivel internacional.

De la totalidad de turistas a diciembre de 2018, un 83.2 % son turistas extranjeros y el 16.8 % son salvadoreños residentes en el exterior, 86.9 % en Estados Unidos. Considerando que El Salvador tiene los costos aeroportuarios más altos de Latinoamérica, los acuerdos de bandera nacional con sus respectivos incentivos en 2018-19, con una aerolínea de ultra bajo costo, tendrá un impacto en el crecimiento del turismo de los salvadoreños residentes en Estados Unidos y en el de los estadounidenses, democratizando la aviación, reduciendo sensiblemente el precio de los boletos aéreos, acercando a la familia salvadoreña distante geográficamente, y abriendo más oportunidades de negocios. Pero también lo tendrá en el turismo de los centroamericanos, considerando que la Organización Mundial de Turismo destaca que 4 de cada 5 viajeros se desplazan dentro de la misma región geográfica de la que son originarios. Para ello necesitamos también incentivar el turismo centroamericano por vía terrestre, agilizando el paso fronterizo terrestre del CA-4.

La estrategia de turismo interno con sus Pueblos Vivos y Pueblos Encantadores también refleja resultados positivos. Creciendo de 4 y pico de millones en el año 2011 a casi 11 millones en 2017 (270 %), con un crecimiento adicional de 19 % en 2018 con $274 millones de ingresos adicionales (23.2 %), las perspectivas de crecimiento de mediano y largo plazo del turismo interno son alentadoras.

Considerando que en los últimos 8 años el turismo internacional ha crecido muy por encima que la economía mundial, que dicha tendencia se mantiene a mediano plazo, y que la conectividad aérea y la revolución digital avanzan, las perspectivas del turismo en El Salvador y Centroamérica son positivas si el nuevo gobierno profundiza, consolida y amplía la estrategia de la última década.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines