El crecimiento poblacional en El Salvador

Los efectos de la sobrepoblación son tan reales como eventualmente subjetivos y aun personas con educación universitaria no logran identificar en la vida cotidiana lo que es efecto visible de una causa difusa y anterior en el tiempo.
Enlace copiado
El crecimiento poblacional en El Salvador

El crecimiento poblacional en El Salvador

El crecimiento poblacional en El Salvador

El crecimiento poblacional en El Salvador

Enlace copiado
 Con frecuencia además el tema es ignorado o soslayado, e incluso manipulado, por prejuicios religiosos o conveniencias políticas. Este artículo pretende aclarar dudas ocultas o no confesadas.

Nuestros últimos dos Censos de Población (1992 y 2007) han tenido subregistros exagerados por diversos motivos y a esta fecha no hay un dato oficial confiable del número real de habitantes que tenemos, mucho menos de su tasa real de crecimiento. Aproximaciones demográficas técnicamente elaboradas indican que tenemos ya casi 8.0 millones (M) de habitantes, fronteras adentro y 4.1 M ubicados en otros países. Los datos oficiales, nunca expresados formalmente, mencionan 6.6 M adentro y 3.3 M afuera. El próximo Censo de Población (quizás 2017), si es elaborado correctamente, definirá las cifras reales al menos fronteras adentro.

En todo caso, el hecho evidente de que uno de cada tres salvadoreños haya tenido que emigrar (casi expulsado por la realidad local) es una afirmación tácita de que somos un país sobrepoblado. La situación actual de que todos los insumos esenciales que demanda la población escasean progresivamente (agua, empleo, educación, salud, movilidad, alimentación, etcétera) es una ratificación de que no solo somos muchos más de lo que el territorio local puede soportar en las condiciones existentes, sino que –dentro de la variable tiempo– el problema se agudizará exponencialmente.

El cerebro humano normal e incluso desarrollado con educación privilegiada tiene problemas para visualizar con claridad lo que significa un crecimiento exponencial, como ocurre con la población. Si la cifra 10 se lleva a un exponente 2 o 3, parece una diferencia mínima, pero si valoramos el resultado comparativamente, esa diferencia es muy notable: en el primer caso la cifra es apenas 100, pero la variante de una unidad exponencial significa 1,000 en el segundo caso, aumentando diez veces su cuantía.

Igual relación ocurre con la dinámica poblacional, cuyo crecimiento –según las manipuladas cifras oficiales es de 0.3 % anual, que significa una duplicación cada 233 años, dato que cualquier adulto analfabeto en sano juicio descarta de inmediato. La citada cifra más próxima a la realidad –analizada y documentada histórica y técnicamente– es de 2.76 % anual, o sea una duplicación poblacional cada 25.4 años, si la emigración fuese cero.

Esa velocidad de crecimiento del número de habitantes de un país, que se trata de ocultar oficialmente, causa problemas tan graves que ni siquiera la economía estadunidense –la mayor del mundo actual– podría manejar sin sufrir inmenso deterioro social y económico. Invito al lector a reflexionar lo que esto significa, sabiendo que Estados Unidos crece ahora con una tasa de solo 0.77 % anual (duplica en 91 años), incluyendo su inmigración.

En próximos artículos como este –si se cuenta con la hospitalidad del periódico– se intentará mostrar los efectos tremendamente negativos que genera en un país (peor siendo pobre) el acelerado crecimiento poblacional, ya que complica toda su estructura y muchas variables tan distintas y diferentes como pueden ser la conducta ciudadana (violencia) y el empleo. Intentar esconder esa realidad a los compatriotas nos condena a ignorar la problemática y a bloquear cualquier posible solución. ¿Es eso correcto?

Tags:

  • sobrepoblacion
  • migracion
  • violencia
  • censo

Lee también

Comentarios

Newsletter