El doble juego de Irán

Ahmadinejad tiene derecho a criticar lo que describe como una ocupación israelí de territorios disputados. El problema es que no está hablando de los territorios que Israel ocupó, sino que está hablando de todo el territorio de Israel.
Enlace copiado
El doble juego de Irán

El doble juego de Irán

Enlace copiado
<p>Durante su visita a Nueva York para la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, trató de minimizar sus previas declaraciones de que Israel debe ser “borrado del mapa”, pero un rápido vistazo a los medios gubernamentales iraníes –incluyendo la recientemente creada cadena Hispantv, dirigida a los países latinoamericanos– deja pocas dudas acerca de la verdadera naturaleza del régimen iraní.</p><p>El lunes, Ahmadinejad le dijo a Piers Morgan, de CNN: “Cuando decimos ‘borrar del mapa’, decimos que la ocupación debe ser eliminada de este mundo, que la actitud bélica debe ser borrada y erradicada, que la matanza de mujeres y niños debe ser erradicada”.</p><p> Sugirió que sus declaraciones previas exigiendo la destrucción de Israel habían sido metáforas de la finalización de la presencia israelí en territorios disputados.</p><p>Sus palabras ante el público estadounidense fueron parte del doble juego que acostumbra hacer el régimen iraní: hacer comentarios incendiarios en casa –llamando a la destrucción de Israel, poniendo en duda la existencia del holocausto judío y justificando castigos a los homosexuales, entre otros–, y luego asegurar en Estados Unidos y Europa que esos comentarios han sido sacados de contexto.</p><p>Los dirigentes iraníes hablan como si –en la era de Google– no pudiéramos averiguar lo que están diciendo en su propio país.</p><p>En mi propio programa de CNN en español que se emitió el domingo 23 de septiembre, recibí una respuesta similar del corresponsal en Estados Unidos de la cadena gubernamental iraní Hispantv, Marcelo Sánchez, cuando le pregunté sobre las amenazas de Ahmadinejad de aniquilar el Estado de Israel. Sánchez desestimó esas declaraciones calificándolas de “percepciones que son fabricadas en algunos casos” por “la prensa capitalista internacional”.</p><p>Pero una rápida búsqueda en el propio sitio web de Hispantv y otros medios oficiales de Irán, así como en los principales periódicos de todo el mundo, revela que el régimen teocrático de Irán está propagando constantemente veneno antiisraelí, antisemita y anticristiano.</p><p>En un típico artículo titulado “Ahmadinejad subraya el nefasto papel del sionismo en el mundo”, fechado el 1.º de agosto, el sitio web de Hispantv cita a Ahmadinejad diciendo en una reunión con embajadores islámicos en Teherán que durante los últimos 400 años “una corriente espantosa sionista” domina el mundo. (Si esto les suena parecido a lo que decía Adolfo Hitler, es porque es prácticamente idéntico.)</p><p>El mismo artículo de Hispantv cita a Ahmadinejad diciendo: “Quien esté en pro de la libertad, de la justicia, a fin de establecerlas, debe hacer algo para que no exista el régimen sionista (israelí)”.</p><p>En otro artículo del sitio web de Hispantv, fechado el 24 de septiembre, el columnista Mahdi Arismendi escribe que el video antiislámico “La inocencia de los musulmanes”, hecho en California, tiene “todos los tintes de ser de la autoría sionista israelí”. Continúa diciendo que el productor del video, Sam Bacile, es “de nacionalidad estadounidense-israelí” y que el filme fue financiado por “círculos judíos”, pese al hecho de que desde hacía más de una semana se había informado a escala mundial que “Sam Bacile” era un alias de Nakoula Basseley Nakopula, un residente estadounidense nacido en Egipto, de religión copta cristiana.</p><p>Los lideres iraníes tampoco ahorran calificativos despectivos a los cristianos. Hasan Rahimpur Azghadi, miembro del Supremo Consejo Iraní para la Revolución Cultural, dijo en un discurso emitido por el Canal 1 de Irán que la Cristiandad es “un cadáver hediondo”. Pueden ver su diatriba en http://www.memrity.org/clip/en/1528.htm.</p><p>Ahmadinejad tiene derecho a criticar lo que describe como una ocupación israelí de territorios disputados. El problema es que no está hablando de los territorios que Israel ocupó –o recuperó, según de qué lado uno esté– sino que está hablando de todo el territorio de Israel.</p><p>Si los líderes iraníes alegan que su programa nuclear tiene propósitos pacíficos –y objetan la declaración del presidente Obama esta semana en la ONU de que “un Irán con armas nucleares... sería una amenaza a la destrucción de Israel, a la seguridad de las naciones del golfo, y a la estabilidad de la economía global”–, deberían permitir que los inspectores de la ONU visiten sus instalaciones nucleares, tal como ha requerido reiteradamente el Consejo de Seguridad.</p><p>Y si quieren que nos tomemos en serio sus afirmaciones de que los medios occidentales los sacan de contexto al informar que quieren “borrar” a Israel del mapa, deberían dejar de repetir eso públicamente casi a diario en sus propios medios informativos. Y, de paso, deberían terminar con hipocresía de protestar por un video hecho por un individuo irresponsable en California mientras las máximas autoridades del gobierno iraní blasfeman casi a diario a otras religiones en sus medios oficiales.</p><p>La verdadera naturaleza del régimen fundamentalista islámico de Irán puede encontrarse en su propia prensa oficial.</p><p> ******</p><p>Twitter: @oppenheimera</p><p>&nbsp;</p>

Tags:

  • opinion
  • editorial

Lee también

Comentarios

Newsletter