Lo más visto

Más de Opinión

El éxodo de los migrantes

Enlace copiado
Fidel López Eguizábal, Docente Universidad Francisco Gavidia

Fidel López Eguizábal, Docente Universidad Francisco Gavidia

Enlace copiado

Hemos observado a muchos centroamericanos que van rumbo a Estados Unidos, nada los detiene. Ni la muerte. La migración es mundial, no compete solo a esta región. La historia ha sido testigo y los migrantes han buscado siempre mejores condiciones de vida. Razones sobran. En el segundo libro de la Biblia, el Éxodo, narra cómo Moisés liberó a los hebreos de la esclavitud en Egipto y los condujo hacia un mejor lugar: "La Tierra prometida". ¿En esa caravana, todos eran buenas personas? Eso mismo está pasando en las caravanas que iniciaron en Honduras. Ya hubo capturas de parte de las autoridades salvadoreñas.

En la actualidad, las personas emigran por doquier, muchos africanos desean tener mejor vida en Europa, los sirios huyen debido a la guerra. Colombia y otros países vecinos han recibido a miles de venezolanos debido a la situación sociopolítica que impera. Hemos observado, desde hace tiempo, a miles de balseros cubanos llegar a Miami. Cada quien emigra por algo que le agobia.

La falta de oportunidades laborales, la inseguridad, asesinatos, amenazas pandilleriles y la pobreza son las principales causas por las que muchos están yéndose. Les espera un camino lleno de espinas. Las mujeres corren el peligro que las violen, "la trata de personas" impera, Los Zetas son crueles, etcétera, son parte del calvario. Y, Donald Trump no los espera con los brazos abiertos. El final de este éxodo de migrantes no será alentador.

Emigrar no es tema nuevo, aproximadamente 300 personas se marchan diariamente de El Salvador. Su rumbo es Estados Unidos. En la segunda caravana salvadoreña, tuve la oportunidad de entrevistar a un estudiante universitario. Exhortó que en el país no encuentra futuro y que, siendo el hijo mayor, desea ayudarle a la familia. Con celular en mi mano continué grabando, se me cortó la voz al observar a cientos de compatriotas que se fueron sin importarles los peligros. Al joven le deseé buen viaje junto con otros amigos. En el Salvador del Mundo se están reuniendo los soñadores y se despiden de los familiares. Es triste ver a familias completas partir; es lamentable ver a niños guiados por sus padres o familiares hacia un camino incierto.

Estamos en plena campaña presidencial y en ningún momento he escuchado a los candidatos manifestarse sobre esta situación, tampoco ha dado un mensaje de esperanza el presidente Salvador Sánchez Cerén. Parece que no les interesa la realidad. El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, manifestó que es invivible la situación para los salvadoreños. Mientras tanto, los migrantes se van y nada ni nadie los detiene. Los migrantes han hecho caso omiso a la resiliencia. El 30 % de la población salvadoreña es joven y es la que necesita más atención.

Las caravanas continuarán y en ese trayecto, los fallecidos y desaparecidos serán noticia. ¿Qué pueden hacer los gobernantes para paralizar este éxodo?, ¿qué soluciones tienen los organismos internacionales ante este grave problema?, ¿está preparado el Gobierno para recibir a todos los deportados? La vida en El Salvador no es fácil; sin embargo, los que nos hemos quedado aún tenemos esperanzas de ver a un país diferente. Ojalá así sea.

Tags:

  • migración
  • inseguridad
  • Donald Trump
  • campaña presidencial
  • joven
  • caravanas

Lee también

Comentarios