El fin del chavismo y nosotros (2)

Enlace copiado
El fin del chavismo y nosotros (2)

El fin del chavismo y nosotros (2)

El fin del chavismo y nosotros (2)

El fin del chavismo y nosotros (2)

Enlace copiado
Al faltar los fondos que mantenían la lealtad de los aliados del ALBA, fueron disminuyendo los apoyos y lealtades como suele suceder y se debilitó la posición interna de sus mandatarios aliados. Hemos visto caer a Kirchner, a Evo Morales, muy pronto a Correa y en el más grande de todos, Brasil, se han destapado escándalos espectaculares de corrupción: fue a la cárcel Dirceu, el asesor político más importante de Lula; más grave aún, la popularidad de Dilma Rousseff, la presidenta, y el ruido sobre actos de corrupción que rodean a ella y su gobierno hace peligrar que sea obligada a renunciar y quién sabe si va a juicio y a la cárcel; el expresidente Lula, en algún tiempo tomado como referencia de gobiernos potables de izquierda, está igualmente involucrado en sonados casos de corrupción, bajo investigación de la justicia brasileña, y su futuro ante la ley y la justicia se ve muy comprometido.

En estos días una persona menor, pero ligada a El Salvador, Joao Santana, quien fue publicista de campaña y la presidencia de Mauricio Funes, ha sido capturado acusado de pagar sobornos en otros países para ganar contratos. El es o fue propietario de Polistepeque, la agencia que manejó esa publicidad. En Nicaragua aún no vemos daños mayores a Ortega, aunque sigue siendo recipiente de ayuda del ALBA y Petrocaribe; esa se está terminando, pero Ortega controla férreamente a la población y aparenta democracia por dejar hacer en la economía y las inversiones, siempre y cuando uno de los de sus grupo vaya adentro con una porción de la inversión, para darle protección al inversionista extranjero. Así han crecido muchos. Veremos qué sucede: el riesgo está enfrente y en Nicaragua no existe institucionalidad para enfrentar acciones discrecionales antojadizas ilegales del gobierno.

A El Salvador llegó mucho dinero por medio de ALBA petróleos, en consorcio con varias alcaldías que manejaba el Frente. Salieron las que fueron ganadas por otro partido posteriormente. No son transparentes los montos, plazos y la forma en que esa deuda debe pagarse y quién la paga. Se dice que llega a 70-75 % sobre el crudo y la gasolina importada a un plazo mayor de 20 años, a una tasa baja de intereses. La deuda está vigente, ha sido bastante obvia la participación de ALBA en la economía en El Salvador en diferentes rubros además de la gasolina, alimentos, bienes raíces y otros, y se escucha que algunas empresas no son rentables y los dueños venezolanos del dinero están reclamando cuentas a sus socios salvadoreños. Esto es algo que no nos consta: es solamente parte de lo que se comenta en unos círculos más informados que otros.

El soporte ideológico y logístico del chavismo, Cuba, que produce poco por si misma, ante el final visible ha abrazado a su enemigo ancestral convenientemente señalado de décadas: los Estados Unidos, y el restablecimiento de relaciones entre ambos, el levantamiento del embargo y las inversiones que fluirán a Cuba de occidente de los mismos EE UU, son el siguiente paso de la economía cubana.

Estos últimos ladrillos que lapidan al chavismo debieran de tener un fuerte impacto en la hoja de ruta del FMLN, válidas para distinguir entre lo deseable, lo probable y lo posible. En su último congreso y su lucha actual por controlar el CNJ para controlar a la Sala de lo Constitucional en el 2018 indican diferente. Deben reflexionar.

Se escucha que están dialogando con ARENA, lo único sensato para todo el país y en la que somos optimistas. Nuestra democracia empuja hacia ello y la inercia generada por la fuerza de una sociedad civil cada vez mas despierta, activa y participativa, exige acuerdos básicos en los temas que nos ahogan: algo que lo que el fin del chavismo debe contribuir.

Lee también

Comentarios

Newsletter