Lo más visto

Más de Opinión

El impacto económico asusta

El aparato económico tiene que continuar.

Enlace copiado
Carlos Alejandro Varaona

Carlos Alejandro Varaona

Enlace copiado

Escribo impulsado por un sentimiento patriótico, humildad y el mayor deseo de ayudar a mi país. He consultado con profesionales versados en el tema económico y hemos coincidido en lo siguiente:

1. No se puede tratar primero la salud y después el tema económico. Tienen que ir de la mano. Ambos son prioridad, como lo explica muy bien el licenciado Manuel Hinds. Si descuidamos la economía, puede haber más muertos por esta causa que por la pandemia.

2. Las empresas pequeñas y medianas son vulnerables y no están preparadas para cerrar por un par de meses pagando salarios y otros compromisos.

3. Podrían quedarse en casa los que no tienen un propósito para andar en las calles. Pero las empresas deberían comenzar a trabajar a corto plazo, que no puede pasar de abril de este año. Por supuesto que observando todas las medidas sanitarias y tomando todas las precauciones de salud para ir a su trabajo: mascarillas, guantes, alcohol gel, distancia adecuada en puestos de trabajo. La empresa tendría que tener desinfectantes para aplicar en oficinas, baños, etcétera.

4. Hacer conciencia en la gente que al menor síntoma, lo comuniquen para ir a un centro de atención donde se podría verificar si hay contagio. Hacer conciencia en el personal que de no hacerlo estarían poniendo a sus propias familias, a sus amigos y al resto de ciudadanos en riesgo.

5. El Gobierno debería invertir en más ambulancias para llevar a los que presenten síntomas rápidamente a laboratorios preparados para este fin. El presidente Trump anunció que el nuevo examen para cerciorarse si había contagio duraría 5 minutos. Pedir ayuda a Estados Unidos en esto.

6. El ofrecimiento del presidente de dar $300 a las familias necesitadas es comprensible y humanitario, pero por otro lado echa por la borda la cuarentena, porque esas aglomeraciones se traducen en contagios de muchísimas familias. Se puede pensar en otras formas de ayudar a estas familias sin que haya esa exposición. Visitar comunidades pobres y darles ayuda. O formar un comité para estudiar y responder rápidamente a los pedidos de auxilio. Repartir bolsas de alimentos a las familias más necesitadas.

7. Las empresas pequeñas, medianas y algunas grandes que tuvieron que enviar a sus trabajadores a sus casas con goce de sueldo, debido a la cuarentena, ¿cómo van a hacer para pagar planillas y otros gastos? Podrían subsistir uno o dos meses. Algunas podrán obtener financiamiento de algún banco, pero eso sería ir creando un pasivo financiero que sería impagable en el futuro. No, señores, el aparato económico tiene que continuar. Si no los efectos serían devastadores.

8. Cuando las empresas empiecen a quebrar y el desempleo se vuelva incontrolable, aumentarán el vandalismo, la delincuencia, robos, crímenes. Como somos un país superpoblado, no quisiera pensar en las consecuencias provocadas por el hambre y por las necesidades básicas. Estamos a tiempo de resolver esta situación.

9. No hay duda y felicito al Gobierno porque ha hecho bien las cosas y los resultados están a la vista. Sobre todo cuando nos comparamos con otros países que fueron más permisibles. Es cierto que ha habido errores, como el reparto de $300. Hasta ahora no hay muertes en nuestro país.

10. Ahora es momento de atacar el segundo problema: la economía. Al recomendar activar el engranaje económico lo antes posible, es importante que convoquemos a todos los profesionales de este ramo, sin importar colores políticos, que se han destacado en ese campo, para encontrar una solución práctica, rápida y viable. El país tiene que regresar a la normalidad.

Esperamos y confiamos en Dios que pronto habrá una vacuna exitosa para dejar atrás esta terrible pandemia. Dios bendiga a El Salvador.

Tags:

  • impacto económico
  • empresas
  • cuarentena
  • desempleo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines