El inicio de la recomposición del bloque en el poder...

La debacle electoral del FMLN seguida de la fundación del partido de Bukele, la considerable victoria municipal y legislativa de ARENA, y el fortalecimiento del PCN-PDC como tercera fuerza política complementaria, en un nuevo contexto internacional más afín, son los factores de partida para la recomposición del bloque en el poder.
Enlace copiado
Alberto Arene / Economista/analistaInternacionalmente

Alberto Arene / Economista/analistaInternacionalmente

Enlace copiado

Esta dará inicio con la elección de la presidencia y junta directiva de la Asamblea Legislativa, con las elecciones presidenciales 9 meses después, con la conformación del nuevo gobierno, y con un nuevo programa para enfrentar la postración económico-social y la crisis de seguridad. Una nueva hegemonía de fuerzas de la derecha al centro político intentará gestarse. De avanzar, podría ser débil y coyuntural, como lo fue la del FMLN de 2009 a 2018, o histórica como fue la de ARENA y los grupos empresariales más afines de 1989-2009. Pero de la última década del siglo pasado a la segunda década de este siglo, el país y el mundo cambiaron, con viejos y nuevos desafíos para el liderazgo de un nuevo bloque hegemónico en gestación.

Es relevante el triunfo de ARENA liderado por Mauricio Interiano, aunque su partido haya ganado más porque el FMLN se hundió que porque ARENA resurgió (FMLN: 468 mil votos legislativos menos que en 1989 y 372 mil menos que en 2015; ARENA: 30 mil y 62 mil votos menos, respectivamente), logrando 38 diputados, 3 más que en 2015, y el FMLN 9 menos, controlando 10 de las 14 cabeceras departamentales.

Por el número de votos y de diputados, por mayores coincidencias programáticas, por la cercanía entre sus dos secretarios generales que se complementan y necesitan mutuamente, la alianza del PCN-PDC es ahora la tercera fuerza política del país, potenciada aún más por su posible alianza con ARENA.

Si bien GANA podría llegar a igualar al PCN-PDC con 11 diputados, esta dupla política partidaria tiene mayores coincidencias, confianzas y relaciones con el liderazgo de ARENA y algunos de sus grupos empresariales. Los secretarios generales del PCN y del PDC –Manuel Rodríguez y Rodolfo Parker– tendrían un rol de importancia en la negociación con ARENA para la elección del presidente de la nueva Asamblea Legislativa, de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Corte de Cuentas y del Tribunal Supremo Electoral, y del fiscal general de la República. Para lograrlo, los tres partidos necesitarán mayoría calificada. Para lograrlo necesitarán de Guillermo Gallegos, líder de GANA, que a cambio pediría –primero– continuar en la presidencia de la Asamblea Legislativa, y –probablemente después– tener un rol de importancia en la conformación de la coalición electoral del bloque de la derecha. O talvez todo junto... Esta eventual negociación sería una de las más complejas y controversiales para la alianza ARENA-PCN-PDC, teniendo siempre Gallegos la opción de reeditar su alianza con el FMLN para bloquear primero y luego negociar la elección de los funcionarios cuya elección requiere de mayoría calificada.

En el FMLN las consecuencias de su debacle electoral han comenzado a sentirse en algunos sus principales líderes, coincidiendo con la fundación este próximo domingo del nuevo partido de Bukele llamado a disputarle la hegemonía en la izquierda al FMLN. Pero más allá de las diferencias entre los líderes del FMLN, y entre estos con Bukele y también con Óscar Ortiz exacerbadas por su reciente debacle electoral, en una eventual segunda vuelta de las próximas elecciones presidenciales, la izquierda casi entera volvería a unirse bajo la consigna “TODOS CONTRA ARENA”.

Esta batalla apenas comienza, con la respectiva recomposición del bloque en el poder que ahora inicia.

Lee también

Comentarios

Newsletter