Loading...

El mundo de los aventureros

Enlace copiado
El mundo de los aventureros

El mundo de los aventureros

Enlace copiado

Allá por los setenta vi una película con ese título, estelarizada entre otros por Alan Badel, Candice Bergen y Ernest Borgnine, que trataba sobre una revolución que se daba en un ficticio país latinoamericano; y de cómo los revolucionarios al llegar al poder se corrompían, y sus antiguos aliados se volvían sus adversarios, buscando estos destronar a los que ahora ostentaban el poder, pero llegando a convertirse en lo mismo que criticaban, cuando al final de la película los lograban derrocar, convirtiéndose esto en un círculo vicioso de la toma del poder. El film acaba exactamente con las mismas marchas militares con las que había comenzado, pudiendo afirmarse que aquellos que lucharon por cambiar la corrupción de los anteriores se habían convertido en los peores de todos.

Si uno quisiera ser bondadoso (no sé si iluso es la palabra) podría suponer que hubo un momento, un efímero instante, en que el dictador salvadoreño pensó que en su ascendente carrera política llegaría a convertirse en un gran estadista y que pasaría a la historia como un magnífico presidente; pero el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente, decía Lord Acton; y eso exactamente fue lo que pasó. Para ser honesto, cuando hago consideraciones como estas, no me deja de dar hasta cierta lástima el bisoño bukele y sus hermanos, porque dada su personalidad enfermiza y la megalomanía que los circundaba desde siempre, nunca tuvieron la oportunidad de ser grandes. Casi desde el inicio, era claro que habían nacido para convertirse en lo que hoy son; sin habilidades empresariales reales y enamorados del dinero y de sí mismos, no podrían haber sido diferentes y también era claro que mientras más poder les diera la gente, más atropellarían la democracia y quebrarían a la nación.

Hace dos noches, en el programa de opinión que transmitimos por Facebook y YouTube, en la página del Movimiento Libertad, nuestros panelistas invitados hablaban del próximo mes como el "septiembre negro", porque los peligros para el país son inmensos y nuestra paupérrima economía podría colapsar definitivamente, dada la impericia, imprudencia y negligencia manifiesta de la que hacen gala los funcionarios de este desastroso gobierno, sumado a la asquerosa bancada legislativa gubernamental y las rémoras que levantan la mano junto a ellos, en la Asamblea, la Corte y la Fiscalía.

Me da ilusión ver que varios salvadoreños honestos, que votaron por el sátrapa de bukele pensando en que las cosas cambiarían, han empezado a despertar del sueño hipnótico que les produjo, y hoy critican las locuras del emperador con firmeza, aun cuando en voz baja, porque en El Salvador está prohibido pensar o disentir. Si no fuera tan dramático, podríamos reírnos de cómo este megalómano dejó de invitar a su toma de posesión a los mandatarios de Honduras y Nicaragua, además de otros, porque no los consideró demócratas; y cómo hoy, él mismo fue excluido de la misma ceremonia en el Perú, por las mismas razones (independientemente si nos gusta o no el nuevo mandatario de la nación suramericana).

Pero sobre todo es dramático que el alcalde de Nuevo Cuscatlán de antaño, parece al oírlo, una persona totalmente diferente del presidente de la actualidad; y que este último no tolera la oposición y olvida que debió ser el mandatario de todos los salvadoreños, pero que sobre todo, estaba obligado a cumplir la ley y evitar los desmanes y atropellos de sus funcionarios, cosa que desafortunadamente jamás hizo.

Este personaje, que pudo aspirar a ser un gran estadista, terminó siendo (como lo advertimos tantas veces) un mal chiste de la tiranía, imprudente y soberbio, que soñó con ser el emperador de Centroamérica y recurrió a la oscuridad, las triquiñuelas y el desprecio a la ley para conseguirlo.

Aquel que se burló hasta de Dios y blasfemó, llamándose a sí mismo como "president of the Savior" (quien preside o dirige a Nuestro Señor), no puede terminar bien; y cuando eso pase, con la ayuda del Altísimo, recuperaremos la democracia y quedará atrás este momento que solo fue un experimento en el mundo de los aventureros.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • aventureros
  • tiranía
  • dictador
  • septiembre negro

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines