Lo más visto

Más de Opinión

El mundo que deja 2012

Los conflictos que el mundo afrontó durante 2012 distan de una resolución definitiva. Deberemos estar atentos a la evolución de las variables.
Enlace copiado
El mundo que deja 2012

El mundo que deja 2012

El mundo que deja 2012

El mundo que deja 2012

Enlace copiado
El tema político de 2012 en América del Norte fue la elección presidencial en Estados Unidos. Obama logró sobreponerse al complejo momento económico y consiguió su reelección. Washington deberá prestar especial atención a intentar superar la crisis económica y sobreponerse al complejo desafío del “abismo fiscal”. Sobre el cierre del año, la matanza de Connecticut abrió una vez más del debate en torno a las armas de fuego dentro del país. Obama se mostró, por primera vez, dispuesto a combatir un problema de alta complejidad para la política y la cultura de EUA.

En el plano exterior, el Consejo Nacional de Inteligencia dio a conocer un informe en el cual comienza a prever un nuevo escenario internacional donde Estados Unidos ya no será la primera potencia mundial. De aquí a 30 años, China podría ser la nueva economía dominante y Estados Unidos deberá operar en un sistema internacional multipolar, donde no será una sino muchas las naciones que lideren las relaciones internacionales a escala global.

El Asia Pacífico vivió un 2012 de marcada tensión si lo comparamos con años anteriores. La revitalización del conflicto China y Japón en torno a la soberanía sobre las islas Senkaku/Diaoyu y su mar adyacente amenaza con desestabilizar la región. Se trata de una disputa entre dos de las tres mayores potencias económicas a escala mundial que podría reabrir viejas y delicadas heridas de guerra tanto japonesas como chinas. La potencial existencia de recursos naturales en las aguas que circundan el archipiélago hace que la disputa tome mayor intensidad. Japón es un país que no tiene petróleo y depende 100% de la importación de este combustible.

El Oriente Medio aportó un capítulo de alta relevancia para la agenda global. La crisis en Siria lleva ya casi dos años, 40,000 muertos y ninguna resolución. Naciones Unidas se encuentra atada de manos por el diferendo que enfrenta a Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña con China y Rusia. Las potencias occidentales presionan por intervenir en el país y dar una solución “al estilo Libia” a la crisis. Rusia y China (aliadas de Al Assad) se oponen a una avanzada de la OTAN sobre Siria. Siria se encuentra a escasos kilómetros de Rusia, y Moscú consideraría una “invasión” de la Alianza Atlántica sobre dicho país como una intolerable intromisión de Washington en su área de influencia directa.

Europa dedicó casi la totalidad del año a intentar, hasta ahora sin éxito, solucionar la severa crisis económica que la aqueja desde hace ya cuatro años. Pareciera que los países del sur del continente, como lo son España, Italia, Grecia y Portugal, no logran encarrilar sus economías. La economía germana ha sabido sobreponerse a la debacle. Francia ha quedado relegada a un segundo lugar económico (pero no militar) dentro de la Europa de los 17, limitándose a coparticipar de las decisiones de Berlín.

África tuvo también un 2012 agitado. Grupos fundamentalistas (y terroristas) islámicos generaron tensiones. El asunto africano más importante para las relaciones internacionales es la situación interna del Egipto post-Mubarak. Este país, de 80 millones de habitantes, es vital por ubicarse sobre el canal de Suez y lindar con Israel y Gaza. Luego de la caída de Mubarak, El Cairo no ha conseguido estabilidad política interna.

Por último, las elecciones presidenciales de México y Venezuela marcaron la agenda latinoamericana. La victoria de Peña Neto no aportó significativos cambios a la proyección internacional de México. El flamante presidente pareciera estar dando continuidad a los grandes lineamientos de su antecesor, Felipe Calderón. El caso de Venezuela es quizá más relevante. En la disputa entre Chávez y Capriles no se ponía en juego solo la primera magistratura nacional, sino también un modelo económico y político que por su peso propio influye de manera determinante en toda la región. La victoria de Chávez pareció eliminar cualquier posibilidad de cambio, pero su delicado estado de salud e inmensas dudas sobre su capacidad real de ejercer el flamante mandato volvieron a abrir interrogantes tanto para Venezuela como para sus países aliados. Al mismo tiempo, Suramérica continuó con su proceso de fragmentación entre dos modelos económicos. Por un lado, los países del Pacífico. Chile, Perú y Colombia dieron continuidad a su política de apertura económica y avance en tratados de libre comercio tanto con Estados Unidos como con otras naciones del globo.

Todos los conflictos que el mundo afrontó durante 2012 distan de una resolución definitiva. Deberemos estar atentos a la evolución de las variables expuestas para comprender la política internacional del año que comienza.

Tags:

  • Mundo
  • 2012

Lee también

Comentarios