Lo más visto

Más de Opinión

El nepotismo, cáncer del Estado

Enlace copiado
Jaime Ramírez Ortega

Jaime Ramírez Ortega

Enlace copiado

Para nadie son desconocidos los abusos de poder que han cometido una serie de políticos, que han visto el aparato del Estado como si se tratase de su finca, y que a través de los años se han profesionalizado en su mal accionar, al grado de tratar a los recursos públicos con una visión patrimonialista de manera que utilizan los bienes estatales como si fueran propios, por ello no les importa asignar recursos para mantener un estilo de vida de millonarios o disponer del Presupuesto General de la Nación a favor de una ONG cuya presidenta es esposa de un connotado diputado de GANA.

El nepotismo y la corrupción son males antiguos, que necesitan remedios eficaces, que evidentemente no vendrán del seno (Asamblea Legislativa) de donde se cometen estos improperios en contra de la población honrada que paga sus impuestos. Me pregunto si aquel diputado que siempre propone la pena de muerte en tiempos electorales, para los pandilleros que infligen terror a la población, propondrá ahora con ahínco el mismo castigo para aquellos malos políticos que hacen del nepotista su pan diario, que, dicho sea de paso, es el mismo diputado que lo señalan de tener a once parientes en la Asamblea Legislativa.

Parientes que tienen sueldos de ejecutivos de una multinacional, y que a lo mejor no tienen las credenciales académicas ni están cualificados para el puesto, como muchos compatriotas que se cuelan en excelentes cargos en entidades públicas, cuyo requisito único es ser amigo o pariente del funcionario, todo ello en detrimento de aquel ciudadano que se ha fajado con sacrificio para obtener una carrera universitaria, pero por no tener cuello ni poseer un pariente político se le imposibilita acceder a una plaza pública en igualdad de condiciones, como lo hacemos todos los mortales.

Al seguir escarbando en todos los estamentos del Estado, no solo saldría el caso del diputado del PDC, que está siendo señalado por tener empleados del colegio de su propiedad con altos salarios en la Asamblea Legislativa, sino también aquellos funcionarios que se han dado baños de pureza ante la sociedad salvadoreña y han abanderado la honradez y en ocasiones han condenado públicamente el nepotismo, a lo mejor tengan por ahí algún pariente o amiga trabajando en la institución pública donde pertenecen, de manera que es hora de que el pueblo alce la voz ante estas deshonestidades.

Ya que está claro que, con la legislación actual, no se puede hacer nada ante el imperio del nepotismo, dado que la Ley de Ética Gubernamental no solo nació cholca, es que no tiene la fuerza jurídica para perseguir al político corrupto que prevaliéndose de su cargo incide en la contratación de su amigo o pariente, de manera que se tiene un Trianual de Ética, que se ha vuelto una erogación para el Estado, pero sin ninguna eficacia en la persecución del transgresor, de modo que el sistema ha sido diseñado para protegerse entre la clase política, es decir se cuidan unos a otros, y es en el único acto en que los malos políticos tienen honor.

En suma, para combatir el cáncer del nepotismo es necesario elegir en las próximas elecciones 2021 a personas que tengan una trayectoria intachable, que no se dobleguen ante el poder, ni caigan como un fósforo ante un charco de gasolina, por la seducción del dinero. Ya que la buena fama, la honradez, la decencia y los principios valen más que el dinero, siendo estos bienes de lujo que no pueden comprar algunos políticos, porque el amor al dinero los gobierna.

Tags:

  • abusos de poder
  • nepotismo
  • diputado
  • Ley de Ética Gubernamental
  • elecciones

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines