Lo más visto

Más de Opinión

El ocaso de un dictador

Aún como dictador, a sus noventa años, Fidel Castro Ruz celebra su cumpleaños, al frente de las ruinas de su obra socialista, rodeado de sus más cercanos simpatizantes que encontraron su fortuna y cuota de poder político, en la Revolución Comunista Latinoamericana.
Enlace copiado
El ocaso de un dictador

El ocaso de un dictador

El ocaso de un dictador

El ocaso de un dictador

Enlace copiado
Sus seguidores y, todavía dependientes, fuera de la isla, también celebran su cumpleaños y, queriendo hacerlo fiesta nacional, tienden sobre la mesa, a manera de mantel, el pabellón nacional de su patria, viviendo en total alienación, a la nueva realidad económica y geopolítica mundial.

Lejanos están hoy los tiempos en los que Fidel Castro era un guerrillero y el periodista Don Ernesto de la Fe, exministro de Información de Batista, diole refugio para salvar su vida. Don Ernesto de la Fe fue víctima de uno de los rasgos de Castro: la traición y la muerte para sus amigos. Fue Don Ernesto de la Fe el primer preso de La Cabaña, capturado en 1951 y liberado en 1981, por veinte años guardó prisión junto con otro antiguo amigo de Castro, Huber Matos Benítez, quien había sido su captor y comandante histórico del Movimiento 26 de Julio.

Fidel y Raúl Castro asesinaron a su compañero Camilo Cienfuegos y dejaron morir en Bolivia al Che Guevara. Tal “escuela cubana” sirvió para justificar, a manos de sus compañeros y por desviacionismo, el asesinato de Roque Dalton. Fidel Castro convierte siempre en mártires de la Revolución a las víctimas que el mismo ha ejecutado. Vive hoy como un dictador, pero sobre las ruinas de lo que pretendió construir: la Revolución Latinoamericana.

Cuba ha vuelto a ser el paraíso tropical de los años cincuenta, donde la mafia norteamericana tenía juegos, contrabando, prostitución y dinero sin reglamentaciones. Hoy Cuba obtiene sus rentas del turismo europeo, de las drogas, de la prostitución y del cambio controlado. Vende franquicias a inversionistas extranjeros y obtiene la mercancía norteamericana mediante la triangulación comercial, lo cual dejaba sin sentido la inexistencia del comercio y relaciones diplomáticas con Estados Unidos: esta es la Cuba en donde Castro reina; quien ha superado en riqueza a su padre, un terrateniente, más, su fortuna, hecha como dictador, desdice sus proclamas de la Sierra Maestra y es afrenta a la dignidad del trabajo.

Sus hijos políticos, los revolucionarios latinoamericanos, celebran hoy su cumpleaños, pero, al igual que él, en países destruidos por las aberrantes ideas del socialismo y, más que todo, con el estigma de la traición revolucionaria. Han alcanzado el poder en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Chile, Brasil y Argentina, pero ya lo están perdiendo por la destrucción causada por el socialismo y el latrocinio de sus dirigentes: Cristina Fernández, Luiz Inácio Lula Da Silva y Dilma Rousseff son los ya excretados por corruptos. Es solo cuestión de tiempo que Nicolás Maduro, Evo Morales y Rafael Correa sean expulsados del poder. El caso de los Ortega es diferente: se aferrarán al poder hasta que una revolución los expulse.

El gobierno del FMLN es en verdad el gobierno del Partido Comunista y las FPL, pues ya purgaron al ERP y a muchos otros. No de otro modo se explica que hayan sido capaces de ocupar nuestro sagrado pabellón nacional para mantel de la mesa, en honor de Fidel Castro y, en total desprecio hacia nuestra patria; es la última humillación que hoy hacen quienes estuvieron en guerra contra El Salvador, siguiendo las órdenes del dictador cubano. Ya purgaron a los primeros insurgentes salvadoreños, entrenados en Cuba. La pregunta es hoy ¿cuándo serán purgados los que hoy, sin respeto a su investidura, celebran el cumpleaños del dictador?

Tags:

  • fidel castro
  • cumpleaños
  • fmln
  • cuba

Lee también

Comentarios