Lo más visto

El país que todos queremos

Sabemos que los empresarios son los que les dan la fuerza laboral a todos, no importa el tamaño que sea la empresa; lo importante es que de una manera u otra, brindan una oportunidad de desarrollo a una familia. Se le suma toda la fuerza productiva.
Enlace copiado
El país que todos queremos

El país que todos queremos

El país que todos queremos

El país que todos queremos

Enlace copiado
Pensar en hacer vida en El Salvador y superar todos los obstáculos se puede. Los que habitamos en este pequeño país hemos experimentado duras pruebas, pero siempre nos levantamos. Quizá en algún momento pensamos en emigrar; sin embargo, nos quedamos acá luchando.
Se critica fuerte a la ANEP, FUSADES, FUNDE y otras organizaciones; recordemos que en cada país siempre habrá diferentes pensamientos. En la izquierda salvadoreña también existen grupos de influencia, tanto internacional como internamente. Sería oportuno que todas las fuerzas de pensamiento entren en un consenso, el Gobierno, empresa privada, la ciudadanía, iglesias, todos.

Tuvimos un Consejo Económico y Social (CES), el cual no dio frutos. Por otra parte, se analiza que la Organización de Naciones Unidas, a través de Benito Andión, será el representante para un segundo diálogo por la paz en El Salvador.

Pensar en la paz para poder tener un país con trabajo digno, seguridad social, desarrollo para cada familia, progreso, infraestructura de calidad en salud y educación, y una democracia transparente.

El sector informal incrementa en el país, eso debido a que muchas personas no encuentran oportunidades laborales. La misma necesidad de salir adelante hace que resurjan los emprendimientos.

Un país renovado estaría encaminado a que tengamos un diálogo de conciliación, que desaparezca la polarización; que no sigan las querellas en la Asamblea Legislativa y otras instituciones.

El país que todos queremos debe tener justicia igual para todos, leyes que se cumplan, paz social, tolerancia para todos los ciudadanos, respeto de ideologías, avance en los procesos de diálogo entre los actores políticos, inclusión, respeto a todo pensamiento, dignificación de los adultos mayores, cumplimiento de los derechos humanos, salarios acordes al presupuesto, empresarios comprometidos con la sociedad, etcétera.

El Estado somos todos, por ende, debe haber consenso para que podamos disfrutar de nuestro país; los salvadoreños queremos vivir en paz, sin delincuencia; ya no queremos migraciones. Deseamos un presupuesto justo en educación, maestros capacitados y escuelas aptas para educar.

Este país ha avanzado mucho en asuntos democráticos, pero le hace falta una llave para lograr salir del atolladero en el que se encuentra. No podemos estar solo criticando. John F. Kennedy mencionó: “Preguntad, no qué puede vuestro país hacer por vosotros; preguntad qué podéis hacer vosotros por vuestro país”.

Las transiciones políticas ayudan a consolidar la democracia; por lo tanto, debemos respetar a los gobernantes y vigilar que todo se cumpla según la Constitución de la República.

Sé que no es fácil unir a un país dividido, pero debemos intentarlo. Recordemos las grandes potencias que resurgieron de las cenizas por catástrofes o guerras, como Alemania y Japón; otros países salieron de la pobreza al apostarle a la educación. Entonces, sí podemos salir adelante, no podemos estar siempre esperanzados en recibir las remesas, en el asistencialismo, debemos como ciudadanos trabajar por nuestra propia cuenta.

En otros países se habla de cultura, arte, educación, desarrollo, inversiones, infraestructura; acá, nos hemos quedado rezagados. Los políticos pasan peleándose, no hay asentimiento para lograr objetivos claros y conseguir que mucha gente salga de la pobreza, de la exclusión y otros problemas.

Son tantas cosas las que quisiéremos tener, tantas cosas por decir. Copiamos de otras naciones lo bueno, deseamos ser un país que no esté endeudado, que no nos vean como uno de los países más violentos del mundo. Queremos un país sin problemas.

Como educador y padre de familia deseo un país con mejores oportunidades, un El Salvador con deseos de quedarse, de progresar y dispuesto a luchar por tener un mejor mañana.

Tags:

  • fusades
  • anep
  • dialogo
  • onu
  • perez andion

Lee también

Comentarios