El presidente Sánchez Cerén ¿un líder difuso?

Días antes de las recientes elecciones, en uno de esos programas de televisión en los que intervienen eruditos panelistas y catrines entrevistadores, el entrevistador preguntó sobre la baja tasa de aprobación del presidente Sánchez Cerén.
Enlace copiado
El presidente Sánchez Cerén ¿un líder difuso?

El presidente Sánchez Cerén ¿un líder difuso?

El presidente Sánchez Cerén ¿un líder difuso?

El presidente Sánchez Cerén ¿un líder difuso?

Enlace copiado


Una de las celebridades contestó, en obvia defensa del presidente de la República, que este era practicante del “liderazgo difuso”, tipo de liderazgo que practicó durante la guerra con muy buenos resultados. Explicó que este tipo de liderazgo toma su tiempo en dar frutos, pero que ya comenzó a darlos tal como lo demuestran las encuestas: las tasas de aprobación del presidente han mejorado un poco.

Entiendo qué es liderazgo, pero esto de difuso no me cuadra por ningún lado. La RAE lo define como dilatado, vago, impreciso; adjetivos que ciertamente no denotan cualidades de un buen líder. Tal vez en los principios de la lógica, pensé.

La lógica difusa sí existe, es la que admite cierta incertidumbre entre la verdad o falsedad de sus proposiciones, ¿cualidades de un líder? No lo creo. Es más, me atrevería a decir, sin temor a equivocarme, que nuestro presidente no emplea un modelo de Lógica Difusa Compensatoria (LDC) en su toma de decisiones ¡Alabado sea el Señor!

Tal vez en los sinónimos, pensé: ralo, enrarecido, interminable, farragoso, ¿cualidades de líder? Mis estimados, vamos de mal en peor. Pero bien, me avoqué a la Medicina, no entiendo la terminología pero instintivamente parece que donde sea que aparece la palabra difuso no es nada bueno, ejemplo: daño hepático difuso moderado e hígado de aspecto muy granuloso. Tal vez esté equivocado pero esto no suena muy halagador. En Genética encontré algo llamado la coevolución difusa que creo explica la evolución de nuestra clase política, nada bueno. Finalmente, como último esfuerzo, ya en desesperación, me decidí por los antónimos de difuso: ameno, claro, conciso, concreto, definido, detallado, determinado, específico, exacto, justo, perfilado, preciso, riguroso.

¡Sorpresa de sorpresas! Es en los antónimos donde comenzamos a encontrar las cualidades de un líder, por lo tanto, es razonable concluir que lo que el erudito mediático nos describe como un líder difuso es un antilíder: Materia/Antimateria; Virus/Antivirus; Cristo/Anticristo, etcétera. El concepto de liderazgo es algo muy complejo, cuya evolución es íntimamente ligada a la evolución de los pueblos: a medida que los pueblos evolucionan, así evolucionan las exigencias hacia sus líderes.

Recién revisé el proceso evolutivo del concepto de liderazgo desde 1890 hasta 2010, para un papel de revisión, partes del cual recién publiqué en este prestigioso matutino http://www.laprensagrafica.com/2015/02/05/liderazgo-politico; y estoy por concluir el diseño de un seminario, “El líder del Siglo XXI”, para una empresa de consultoría centroamericana, basado en la metodología y las más recientes investigaciones sobre el tema (post 2010). Y eso de “Liderazgo Difuso” simplemente no existe, es producto de la difusa imaginación de algunos, se oye bien, comidilla para el incauto.

Nuestro presidente de la república no es ni nunca ha sido practicante de tan ridícula aseveración. Sin embargo, el presidente de la República, hoy por hoy, está en deuda como líder: la visión no es clara, sin visión no hay causa, sin causa no hay mensaje, sin mensaje no hay dirección. No inspira, es excluyente... está como detrás del telón protegido por sus gendarmes. Se busca consenso entre los allegados pero no se construye consenso fuera del círculo.

Sálgase del círculo, señor presidente, al carajo con los gendarmes, con los de confianza, ignore los ladridos de un lado y otro. Simplemente extienda la mano, con El Salvador en la otra y encontrará un pueblo digno, respetuoso y ansioso por un nuevo liderazgo. Dios, Unión, Libertad.

Tags:

  • sanchez ceren
  • presidente
  • liderazgo
  • aprobacion

Lee también

Comentarios

Newsletter