¡El registro de garantías mobiliarias es exitoso...!

El Registro de Garantías Mobiliarias (RGM), del Centro Nacional de Registros, tiene como misión constituir garantías que promueven el financiamiento ofrecido para el deudor por parte del acreedor, dejando como respaldo a su favor la garantía constituida. Este procedimiento lleva a que el RGM inscriba a favor del acreedor todo tipo de contratos de los muebles sin y con desplazamiento a fin de ampliar el teatro de operaciones financieras para los deudores.

Enlace copiado
Enlace copiado

Con el interés de mostrar el impacto de las instituciones en el cambio económico escribí hace algunos meses “El sistema de garantías mobiliarias mejora el clima de negocios” en LPG (14/05/16) y merece la pena de nuevo abordarlo por los impactos y nuevos resultados, pues dinamiza y beneficia el funcionamiento del sistema financiero en El Salvador.

Una breve descripción de esos resultados indica que se ha garantizado alrededor de 4,718.6 millones de dólares en créditos para el sector privado en menos de tres años con más de 20 mil inscripciones de garantías, operaciones que han fortalecido la actividad productiva, habiendo pasado este desempeño en términos promedios de 3.7 a 13.1 del PIB del año 2015 a 2017 respectivamente. Con esto se propició un clima de negocios y nuevas oportunidades con mayores niveles de inversión y de empleos a escala nacional.

Al revisar las cifras del crecimiento del sector financiero los resultados revelan que en efecto comparando el primer semestre de este año 2017 vs. al anterior de 2016 se ha observado un crecimiento del 7 % del crédito bancario en general. De manera desagregada se tiene que el crédito a las empresas aumentó el 8.5 % mientras que el crédito solicitado por los hogares incrementó en 4.7 %. Estos resultados han propiciado un volumen de mayor demanda agregada, particularmente el consumo privado y la inversión, dinamizando el crecimiento económico del país.

La evaluación de los resultados de este registro se vuelve importante, pues los resultados que arroja antes de finalizar 2017 en el funcionamiento del mercado del crédito indican que van en ascenso las cifras que pueden llegar a casi el 15 % del PIB del crédito garantizado.

De esta manera la institucionalidad sirve al desarrollo económico con resultados que cubren las necesidades y satisfacen la demanda de crédito nacional.

La instalación de una realidad institucional orientada a impulsar el respaldo del crédito con garantías mobiliarias posee desde el principio consensos entre las partes interesadas, lo que ha permitido resultados espectaculares. Este es el ejercicio de un buen gobierno, con resultados en la búsqueda del desarrollo, en donde el cambio institucional nos conduzca hacia un cambio económico nacional.

Para continuar con nuevos desafíos se impone la necesidad en el mediano plazo de una política de garantías mobiliarias, para asegurar que nuevos sectores conozcan, garanticen sus créditos y se proyecte este registro hacia nuevos sectores y nichos de mercados como la micro y pequeña empresa, lo que volverá posible la democratización del destino del crédito en el país.

De generarse este nuevo impulso con crédito garantizado, se podrá ampliar y mejorar el clima de los pequeños negocios que particularmente son administrados por mujeres, con lo que se abonará a la inclusión social para nuevos núcleos sociales en el país.

Lee también

Comentarios

Newsletter