Lo más visto

El rumbo educativo

Por largo tiempo la educación en nuestro país ha sido cuestionada en su extensión secuencial. Otrora, una generación de docentes, de desempeño ejemplarizante, dejaron huellas en centro de estudio y cargos.
Enlace copiado
El rumbo educativo

El rumbo educativo

El rumbo educativo

El rumbo educativo

Enlace copiado
Actualmente, los niveles han ido a la baja sin encontrar un modelo con aplicación eficiente y satisfactoria. Educadores, como Rubén H. Dimas, Alfredo Betancourt, Saúl Flores, Ernesto Revelo Borja, Celestino Castro, Luis Alonso Aparicio, Ceferino Lobo, Ángel Gabriel Valdés, con una vocación que algunos consideran no repetitiva, forjaron estudiantes de valía.

El citado estaticismo educativo y no lo decimos solo por los pobres resultados de las PAES, sino por el descuido mostrado en diferentes niveles de la enseñanza; por ejemplo: la supresión de las Escuelas Normales, considerada un factor incidente; asimismo, el declinamiento de la formación vocacional, porque, ¿quién no recuerda el trabajo de la Escuela de Artes y Oficios, de Santa Ana, hoy un edificio en ruinas, y los frutos de la Escuela Vocacional República de Francia, en la capital? Sumemos más en lo contemporáneo: el desmantelamiento de los Hogares del Niño en toda la república, los cuales funcionaban con ciclos integrales, desde la sección cuna hasta un egreso productivo. El Hogar San Vicente de Paúl, ubicado en el barrio de San Jacinto, como muestra, tenía talleres de sastrería, carpintería, mecánica, zapatería, panadería, apicultura, cerámica, porcicultura, bordados, etcétera. Era tal su prestigio que recibió la visita de Hillary Clinton en 1998 y la reina Sofía, de España, en 2002 (nuestro acercamiento ad honorem a ese hospicio por décadas lo atestigua). Actualmente, el ISNA los utiliza para instalaciones que nunca construyó y como resguardo y transición de jóvenes, excluyendo, además, la atención espiritual de las religiosas.

Se percibe que la estructura educativa ha sido permeada por la politiquería, la cual redujo los espacios para potenciar valores y fundamentos morales.

No hay que desestimar el trabajo de los colegios privados, los cuales, aglutinados en la asociación ACPES, atienden a miles de alumnos. Algunos de estos centros, con enormes tropiezos, absorben una población considerable, en un ambiente seguro y calificado.

En lo universitario, conductivo final hacia el profesionalismo, hay mucho que decir. En una acción discutida, el Estado dio luz verde para que proliferaran universidades sin un personal idóneo y los requerimientos cualitativos que justificaran las carreras ofertadas. Algunas hasta se les señaló de comerciar títulos sobre esto, ¿qué pasó con las evidencias descubiertas en la auditoría encomendada al abogado Vidales?, posteriormente la Comisión de Acreditación de la Calidad de la Educación Superior (CDA) se convirtió en un filtro y redujo su número; el MINED había rectificado. También se hizo público el otorgamiento de títulos “amañados” de bachiller, para facilitar el ingreso a la naciente academia de la PNC.

La Universidad Nacional sigue en deuda con el estudiantado de escasos recursos, sin un presupuesto que ensanche las puertas a una creciente demanda. El actual ministro de Educación, Carlos Canjura, exempleado de la alma mater, de sobra conoce la problemática. Es necesario que la conducción educativa incorpore técnicas y elementos de avanzada, no regalos populistas. El creado Consejo Nacional de Educación es una expectativa para lograr lo proyectado en la materia. ¿Qué opinan al respecto, Óscar Picardo Joao, Sandra de Barraza y Eduardo Badía Serra, este último por cierto, exrector de la Universidad de El Salvador, quien siendo viceministro de Educación le presentó su renuncia al en ese entonces titular, Salvador Sánchez Cerén?

Con los pasos dados últimamente, ¿se estará en el rumbo correcto que necesita la enseñanza del país?

Tags:

  • mined
  • educacion
  • carlos canjura
  • paes
  • enseñanza

Lee también

Comentarios