El sesgo Dunning-Kruger: Cuando se es ignorante de su propia ignorancia

Gobernar un país no es para improvisados, se requiere un profundo conocimiento para saber las fortalezas y humildad para aceptar que no se conoce todo.

Enlace copiado
Herman Duarte - Abogado y escritor

Herman Duarte - Abogado y escritor

Enlace copiado

Desde hace unos meses he recibido el honor de ser parte del comité que dirige la red de Alumni de la London School of Economics and Political Science (LSE) para Costa Rica. El martes 7 de diciembre tendremos nuestro primer evento, donde hablaremos con dos Alumni que corren por la vicepresidencia de una de las democracias más sólidas del mundo, del país sin ejército cariñosamente conocido como Tiquicia. El tema será cómo la LSE les ayudó a formarse para tomar tan importancia decisión, cómo por medio de la formación académica adquirieron un mapa mucho más integral del universo del conocimiento humano y de qué manera lograron dimensionar sus propias fallas y limitaciones. Es que gobernar un país no es para improvisados, se requiere un profundo conocimiento para saber las fortalezas y humildad para aceptar que no se conoce todo.

Así me pasó a mí cuando llegué a la LSE. Recuerdo que en el proceso de selección de materias por poco dejo por fuera una materia de sexualidad humana impartida por el genio e ilustre Dr. Jacob Breslow. Esto, porque me consideraba un experto en la materia, falsa medalla que se desvaneció al explorar la gran variedad de temas que se presentaron en la clase, dándome una perspectiva mucho más integral de cómo existe un océano de información que espera pacientemente a ser explorada, consumida y explotada.

La LSE (al igual que muchas universidades) de alguna forma te da un baño de humildad intelectual, al bombardearte de una cantidad inmensurable de información para cada materia que da una sensación abrumadora. Este exceso de lecturas, además de dibujar un mapa del conocimiento de una materia, viene con un mensaje entre líneas: "Darling, you are not so special... ya hay miles de personas que han pasado por los bloques de conocimiento que estás empezando por recorrer... y aun cuando termines la carrera, te faltará tanto para estudiar, para comprender, que no quedará más que otra que aceptar que eres tan solo una gotita de agua dentro de un infinito océano que se compone el conocimiento humano...".

Es usual que ante este choque contra el muro de la realidad, se rompe un sesgo cognitivo, el efecto Dunning-Kruger (Dunning & Kruger, 1999), el cual produce el efecto de una sobreestimación de habilidades, como consecuencia de la ignorancia real de sus habilidades. Es decir, si yo creo que todo lo que yo leí sobre una materia es todo el conocimiento producido sobre esa materia, es natural que me sienta un experto, pero cuando te das cuenta de que existen 100,000 textos por leer, entonces las cosas cambian. El efecto Dunning-Kruger, como se desprende, lo que genera es un aumento de confianza ilusorio debido a la falta de evaluación de sus capacidades reales. Es decir, que se vive en una ignorancia tan profunda, que no se da cuenta de que es ignorante. Se relaciona con lo que el biólogo Charles Darwin (1981: 2) afirmó hace más de 130 años: "La ignorancia engendra confianza con más frecuencia que el conocimiento".

En ese proceso de ruptura, se va implantando en algún momento el "síndrome del impostor" donde uno se cuestiona: ¿Se habrán equivocado con mi admisión? Pero por dicha, en la institución hay profesores como el Dr. Chetan Bhatt que está para animarte y decirte que tengas fe en el proceso, pues en algún momento, algo mágico pasa y todo hace sentido.

Y así es la vida también. En algún momento, van pasando cosas que nos van haciendo dudar.. dudar... pero recordemos que todo es parte de un proceso de aprendizaje, de crecimiento para abrazar todas nuestras partes: las conscientes y las inconscientes (o las sombras como diría el admirado padre del subconsciente y de la humildad: Carl Jung).

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • Dunning-Kruger
  • gobernar
  • LSE
  • sobreestimación de habilidades

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines