Lo más visto

Más de Opinión

El trabajo y las revoluciones industriales

La primera revolución industrial fue la transición de métodos de producción manual, hacia nuevas maneras de producir bienes que impulsó el uso de máquinas, principalmente, en los textiles. Las condiciones del mercado laboral, utilizando tecnologías en sus primeras etapas de desarrollo, eran peligrosas y sin muchos protocolos de seguridad.

Enlace copiado
Galileo Solis

Galileo Solis

Enlace copiado

La ventaja que buscaban los dueños de las fábricas era mano de obra barata y donde no se requerían muchas habilidades para operar máquinas. Tampoco existían regulaciones o incentivos para que el lugar de trabajo tuviera condiciones y las personas eran fácilmente reemplazables. Otras dos revoluciones industriales sucedieron entre finales de los 1800 y el principio de los 2000, primero con la introducción de las líneas de ensamblaje y nuevas tecnologías de transporte y química y, la segunda se basó en las nuevas tecnologías electrónicas incluyendo las computadoras y el internet.

Ahora, la cuarta revolución industrial tiene la característica de ser más disruptiva, rápida y surge gracias a las posibilidades que tienen las nuevas tecnologías en las distintas industrias. Estas tecnologías incluyen el internet de las cosas, análisis de datos, la inteligencia artificial, blockchain, impresión 3D y los drones. La introducción de estas tecnologías está cambiando la forma cómo se definen los empleos. Algunos expertos aseguran que cambiará la misma naturaleza del trabajo.

Transformando la formación de habilidades para el futuro

La disponibilidad de trabajadores con habilidades se está convirtiendo en un factor que puede separar las empresas exitosas del resto. De acuerdo, al Foro Económico Mundial, para el 2022, más del 54% de todos los empleados van a requerir readquisición de destrezas digitales. Sin embargo, en muchos países de América Latina y el Caribe, es bajo el número de gerentes que consideran el entrenamiento de sus empleados es una alta prioridad. Las habilidades necesarias para enfrentar estos desafíos pueden lograrse mediante carreras universitarias (4 a 5 años), títulos técnicos o cursos cortos de programación (bootcamps), ya sea como primeras carreras o mediante readquisición de destrezas.

Los bootcamps han empezado a proliferar en distintos mercados y una de las ventajas que tienen es la flexibilidad para ajustarse a las necesidades de la industria. En una reciente encuesta un alto porcentaje de empresas respondieron que habían contratado al menos un egresado de un bootamp y casi el 100% de esos, respondieron que lo harían nuevamente. Más aún, un alto porcentaje de estos gerentes consideraban que el desempeño laboral de los egresados de bootcamps eran igual o mejor que los egresados universitarios.

Inequidad

Así como la primera revolución industrial, el promedio de ingresos de la población inició a mostrar crecimientos importantes y sostenidos, las nuevas tecnologías tienen el potencial de brindar oportunidades de mayores ingresos a un número mayor de la población, principalmente por las relativamente bajas barreras de entrada que existen. Las habilidades necesarias para participar en la nueva economía digital son asociadas al conocimiento y las habilidades blandas que difícilmente podrán ser automatizados.

Este cambio rápido y constante de paradigmas supone un reto para economías en todo el mundo. Sin embargo, en el caso de los países de América Latina, se encuentran en una situación de relativa debilidad para afrontarlo, pues el número de trabajadores altamente calificados para afrontar estos cambios es muy reducido y existen un número alto de trabajadores cuyas actividades pueden ser fácilmente automatizadas. Para aprovechar los beneficios de la transformación digital, la región requiere de un esfuerzo y una visión compartida entre los sectores privados, público y académico que ofrezcan las condiciones para aprovechar las oportunidades y asegurarse que la era de las máquinas inteligentes construya un futuro mejor para todos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines