El tráfico... No es posible...

El tráfico está terrible en San Salvador...; las causas: posiblemente 80 % desorden y anarquía y 20 % aspectos relacionados con obras públicas y más diseño de la infraestructura vial.
Enlace copiado
El tráfico... No es posible...

El tráfico... No es posible...

El tráfico... No es posible...

El tráfico... No es posible...

Enlace copiado
Antes de continuar debemos felicitar el trabajo planificado y realizado en el redondel Naciones Unidas, bajo la gerencia de Gerson Martínez (MOP) y Felipe Rivas (FOVIAL) –y las empresas contratadas–, sin embargo, debemos recordarles que los problemas se mueven y trasladan a la periferia de esta obra; como sea, la gerencia de este proyecto fue impecable en cantidad, calidad, manejo del tráfico y estética.

Debemos hacer un llamado urgente a la División de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC) para que ponga orden y haga cumplir la ley: 1.- No es posible que se tolere la circulación de camiones y rastras en la ciudad a cualquier hora del día, habiendo un reglamento que restringe dicha circulación. 2.- No es posible que se permita que la gente se estacione donde le dé la gana, sea por desperfecto mecánicos, por descargar cosas o por esperar personas. 3.- No es posible que se tolere que todo el mundo ande manejando y hablando por teléfono o mensajeando. 4.- No es posible que a quien le dé la gana ponga conos, cadenas o barriles en la calle y la privatice el espacio público de estacionamiento a su antojo. 5.- No es posible que en eventos masivos aparezcan cuidadores privados a vender servicios de seguridad y apartar estacionamientos. 6.- No es posible que la gente haga túmulos donde le dé la gana. 7.- No es posible que los buseros y microbuseros sigan manejando de manera salvaje y no se les pongan esquelas. 8.- No es posible que se toleren buses y camiones altamente contaminantes. 9.- No es posible que la única estrategia de control de delitos de tránsito se reduzca a retenes altamente previsibles (¡¡los ponen en el mismo lugar!!), y que en no pocos casos generan más congestionamientos; y 10.- Finalmente, no es posible que estas cosas frecuentemente sucedan frente a agentes de la PNC...

Con lo que describimos anteriormente, que es una realidad patente, no hay planificación vial que aguante; podemos hacer cien obras en la capital y seguiremos con el caos, ya que a la base está una cultura perversa y una tolerancia manifiesta que posibilitan el caos vial.

La idea de ampliar el programa de Gestores de Tránsito que ha utilizado el FOVIAL es muy buena, pero me cabe la duda para qué existe la División de Tránsito de la PNC; ellos deberían ser los principales gestores de tránsito, ya que tienen la autoridad, las esquelas y las armas...

Mucha gente le falta el respeto a los Gestores de Tránsito actuales; aunque debemos reconocer su gran labor en el redondel de Naciones Unidas.

Por el momento se siguen apagando los incendios de la cotidianidad del tráfico, pero creo que es necesario tener un plan maestro más ambicioso, con un verdadero anillo perimetral de la ciudad que permita un futuro mejor; es posible que este plan exista, pero lo que vemos en cada periodo de gobierno –menos en el anterior que no tuvo obra pública de gran envergadura, solo el adefesio de Chalatenango, que no sabemos por qué se hizo, y el entuerto de SITRAMSS– es que se hace de una a tres obras viales, pero cuando se terminan ya hay necesidad de otra, y aun así, no vemos la lógica sistémica que demandan las ciudades, ni las obras responden a la demanda del parque vehicular que crece sin medida ni control.

Tags:

  • fovial
  • mop
  • gerson martínez
  • pnc
  • congestionamientos

Lee también

Comentarios

Newsletter