El turismo en El Salvador, grande como su gente

Enlace copiado
Enlace copiado

Representante del BID en El SalvadorLos salvadoreños, y los que no somos salvadoreños, pero amamos este hermoso país sabemos que uno de los retos para apuntalar su economía está en mejorar su crecimiento.

Y una oportunidad para lograrlo la podemos vislumbrar en el sector turismo.

Hay muchos hitos y factores que nos llevan a confiar y asegurar que el turismo tiene un futuro muy prometedor, con un crecimiento sostenido en ingresos y en el número de turistas en los últimos años.

Los indicadores de gestión de turismo en El Salvador muestran un crecimiento en el nivel de ingresos, siendo al cierre de 2016, US$1,183.43 millones, el más alto en los últimos 12 años, y en la llegada de visitantes se reportó un crecimiento del 4 % alcanzando los 2,051,653 visitantes, con respecto a 2015.

Frente a este crecimiento promisorio existen aún oportunidades de mejora, pues el gasto que realizan los turistas, que es el factor que puede detonar el empleo, es aún bajo: por ejemplo, el gasto promedio del visitante extranjero en El Salvador es US$376.4; mientras que la media en los países centroamericanos es US$729.4, siendo US$1,455.4 en Panamá y US$740.9 en el vecino Guatemala.

A pesar de los retos, hay que continuar puliendo el diamante, el país cuenta con espectaculares atractivos naturales, playas paradisíacas, clima tropical, paisajes exuberantes, patrimonio arqueológico y ecológico, además vestigios coloniales y precolombinos. Y por si fuera poco podemos agregar un nicho con mucho potencial como es contar con dos de las mejores playas para practicar surf. El Salvador se ha convertido en uno de los destinos turísticos por excelencia para este deporte. Lo han dicho los expertos: surfistas consagrados y campeones mundiales. Este es solo un pequeño ejemplo de todo lo que podemos potenciar.

Ante estas oportunidades, El Salvador está realizando esfuerzos importantes: en primer lugar, el accionar que el Ministerio de Turismo ha venido priorizando con varios proyectos, que incluye la implementación del Programa Desarrollo Turístico de la Franja Costero Marina, por US$25 millones, un préstamo del BID, que busca incrementar los ingresos y el empleo formal en la franja para la población vulnerable, a través del desarrollo productivo del sector turístico en La Libertad y la Bahía de Jiquilisco, a través de la diversificación de modalidades de turismo.

Esta iniciativa conlleva el apoyo en la puesta en valor de destinos emblemáticos como el Complejo del Puerto La Libertad, el saneamiento de la Playa de El Tunco, el parque Walter Thilo Deininger, la Plaza Marinera, Puerto Parada y el muelle de Puerto El Triunfo.

Segundo, la promoción de la nueva marca país: “El Salvador grande, como su gente”, que une bajo una misma sombrilla la atracción de inversión, el fomento de las exportaciones y la promoción del turismo y busca posicionar a El Salvador en los mercados internacionales, está dando ya frutos importantes.

Y, en tercer lugar, es la realización de eventos de innovación como el que se avecina: “El Hackaton de turismo 2017”, que tiene como principal objetivo reunir a desarrolladores de software y actores claves, con el fin de utilizar las nuevas tecnologías y vincular la gran oferta turística que tiene El Salvador con la demanda nacional e internacional.

Ante este panorama y aprovechando la reciente feria Centroamérica Travel Market-CATM, podemos decir que tenemos una excelente oportunidad, una oportunidad “Made in El Salvador” con la que podríamos contribuir grandemente a la economía del país.

Están invitados a registrarse en el hackaton, donde se espera encontrar y construir aplicaciones innovadoras, que vendan a El Salvador como lo que es, “Grande, como su Gente...”.

Lee también

Comentarios

Newsletter