Lo más visto

Más de Opinión

El valor de los pequeños pasos (y 2)

Establecer metas es un proceso que para muchos es fácil...
Enlace copiado
Enlace copiado
Hacerlo es lo realmente difícil. Seguir ciertos pasos ayuda a fomentar el orden de ideas y la realización de las mismas bien priorizadas, por eso: deben estar escritas, ordenadas según nuestra factibilidad, y algo que a veces olvidamos es que las metas no están escritas en piedra y pueden ser flexibles e incluso cambiables, no sabemos si la empresa en la que anhelamos trabajar puede quebrar y cerrar operaciones u otro caso inusual, por lo que incluyamos reevaluar las metas periódicamente y cambiar si es necesario el rumbo para lograr lo establecido.

Algunos de esos pasos son: escribir la visión es fundamental (la meta) y la misión que nos proponemos, si tenemos claro esto, pedir ayuda de cómo realizarlo no está de más; así podremos ver claramente las acciones a seguir, una vez establecemos esto revisemos si nos falta algo, organicémonos y prioricemos; si eso se puede entender, medir, se cree alcanzable, es realista y con fecha límite, estamos casi listos, dejemos que nos invada el sentimiento de motivación personal y hasta entonces empecemos a trabajar por nuestras metas.

¡Feliz 2017!

[email protected]

Lee también

Comentarios