Lo más visto

El voto masivo ayudará a la democracia

Enlace copiado
Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Castellanos / Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Las elecciones próximas para diputados nos ofrecen la oportunidad de lograr un gran cambio en beneficio de avanzar en democracia e institucionalidad. El voto por rostro y cruzado ofrece a la población la oportunidad de renovar el Órgano más desacreditado del país, la Asamblea Legislativa. Es hora de un cambio importante, en la elección pasada, solamente ARENA votó por rostro, el resultado fue una importante renovación en la bancada. Muchos rostros frescos en política, más mujeres, y para un primer ejercicio resultó satisfactorio. Aun el episodio de desacuerdo público con el partido de diputados con mucho potencial, aunque se haya molestado ARENA no dejó de ser una señal de una práctica democrática que a la fecha no existía. Si bien lo correcto en temas en los que hay discordia es discutirlo intensamente y tomar posición unificada con disciplina en aquellos temas que no son de trascendencia enorme, como el voto del presupuesto que lograban con tránsfugas en periodos anteriores, bien manejado es un avance en el ejercicio democrático.

El FMLN es otro tipo de partido absolutamente vertical, las decisiones son unilaterales y nadie sabe hasta dónde se consultan, ningún diputado tiene discrecionalidad para votar diferente a la bancada a riesgo de ser dado de baja, y que conste que en este punto no estoy criticando la práctica del FMLN aunque sea poco democrática. Pero cada partido tiene derecho a manejarse como lo desee dentro de lo que ley permite. En la elección pasada la instrucción a sus partidarios fue votar por bandera y así lo hicieron, es difícil saber si alguien votó por otra bandera, es el privilegio del voto secreto. Está por verse si en esta elección teniendo oportunidades hay militantes del FMLN que voten diferente y si alguno se anima a votar por otras caras.

En ejercicio democrático a pesar de los temores que infunde el proceso por lo complejo por los cambios que se hicieron a razón de los fallos de la Sala de lo Constitucional, por el manejo poco confiable del TSE, vale la pena intentar y esperar que el resultado sea bueno y al decir bueno es que se cumpla lo que la Constitución, darle al votante derecho a elegir a los funcionarios de elección popular, que no era así hasta las reformas, los diputados eran los escogidos por la cúpula de su partido y los votos que le dieran, en el orden que la cúpula quería, el votante no tenía derecho de privilegiar a su favorito.

Lo complejo del proceso y la difícil polarización que continuemos viviendo, las fallas notables del TSE dirigido por el Sr. Olivo en el pasado, causan dudas, pero hoy existe la oportunidad de cambiar las cosas. La manera más segura es con una forma masiva, primero da más legitimidad y segundo es más difícil de manipular los resultados.

La otra gran importancia de una votación masiva es que los ciudadanos serán quienes elijan a los diputados, lo que no sucedería si hay una abstención grande pues en ese caso, votan unos pocos los de hueso duro y ellos son los que eligen a los demás, por lo que se vuelve de una forma diferente un ejercicio poco democrático, unos cuantos eligen.

Consecuentemente el llamado es “todos a votar, es un derecho y un deber patriótico, saquemos adelante al País”.

Lee también

Comentarios