Emergencia. Llamen a los Bomberos

Ante los eventos de fenómenos naturales como incendios y terremotos, los Bomberos en El Salvador son la primera opción de llamada, pero también cuando hay panales de abejas, gatos heridos entre alambres de púas o razor, incendios de vehículos automotores por falta de mantenimiento eléctrico y no portar extintor de incendio, accidentes de tránsito con personas atrapadas, capacitaciones y adiestramientos, entre otros. Siempre listos y ante la señal de emergencia tienen 45 segundos como máximo para equiparse y salir al auxilio de los salvadoreños. Este es el Cuerpo de Bomberos de El Salvador, creado de manera oficial el 12 de febrero de 1883 por Decreto Legislativo número 48 del 25 de febrero del mismo año, fue adjunto a la Policía Urbana de aquella época que nace con cuatro bombas para incendios manuales. En 1961 fue separado de la Policía Nacional, y en 1962 se trasladó a sus instalaciones actuales en el Barrio Santa Anita. Por decreto legislativo n.º 174 fue convertido en Dirección General del Cuerpo de Bomberos e Inspección de Seguros contra Incendio en 1979.
Enlace copiado
Emergencia. Llamen a los Bomberos

Emergencia. Llamen a los Bomberos

Emergencia. Llamen a los Bomberos

Emergencia. Llamen a los Bomberos

Emergencia. Llamen a los Bomberos

Emergencia. Llamen a los Bomberos

Enlace copiado
En la actualidad su fuerza efectiva es de 330 bomberos operativos, trabajando en tres grupos, una planta permanente de 110 bomberos a nivel nacional. Adicional 110 empleados administrativos, que atienden todo lo concerniente a la administración y soporte al funcionamiento institucional; cuentan con 17 estaciones de bomberos a nivel nacional, y un puesto avanzado en La Palma, Chalatenango.

Hace dos semanas todos nos volvimos a recordar de estos admirables salvadoreños ante el incendio en una de las Torres donde funciona el Ministerio de Hacienda, el cual se convierte en un caso de estudio de lo que sucede en la mayoría de instituciones públicas, la falla de los protocolos de emergencia y la falta de una cultura de prevención; antes, hace más de dos años, hubo un incendio de grandes proporciones en un centro comercial, luego pasan desapercibidos sirviendo a la población ante cualquier emergencia. En ambos casos la llegada inmediata y sus protocolos de actuación evitaron la muerte de más personas y que se generara un pánico colectivo. Para que este evento reciente no quede nuevamente en el olvido es necesario que el Estado salvadoreño reaccione y brinde una atención y apoyo este mismo año a los Bomberos, para lo cual expongo algunas de las necesidades manifestadas por fuentes de la institución: se requiere comprar 18 motobombas a razón de un valor de medio millón de dólares cada una, 18 camiones cisternas para abastecer las motobombas en los incendios, compra de equipo de protección personal para cada bombero, creación de 150 plazas operativas, compra de pick up doble cabina todo terreno, mangueras y equipos misceláneos, construir por lo menos 10 estaciones más. La inversión inicial para abrir una estación ronda 1.8 millones. Para un aproximado de 19 millones de dólares.

Adicional los Bomberos no cuentan en este momento con un seguro médico hospitalario, ni mucho menos de vida a pesar de su alto riesgo, pero sí observamos que otros funcionarios sí lo tienen en los tres órganos del Estado, y que les cubren hasta servicios estéticos y servicios médicos especiales, sugiero que por lo menos se les brinde cobertura con seguro de vida similar al de los policías, que siempre es bajo y fuera de la realidad que experimentan en profesiones de alto riesgo.

No esperemos otro incidente de grandes proporciones que cause pérdidas humanas y materiales para volvernos a recordar y premiar a estos verdaderos héroes. Y a los ciudadanos, colaboremos, practiquemos la prevención e invirtamos en nuestras instalaciones. Bomberos Nacionales, Dios les bendiga, muchas gracias.
 

Tags:

  • Bomberos
  • incendios
  • emergencias
  • seguro medico

Lee también

Comentarios

Newsletter