Lo más visto

Más de Opinión

En defensa de los marginados

Buena noticia da la Asamblea General de la ONU al aprobar un protocolo que instruye a los países exportadores de armas asegurarse que su expendio a un Estado no socave la paz ni la seguridad internacional o que esos instrumentos productores de muerte no sean utilizados para cometer violaciones de derechos humanos.
Enlace copiado
Enlace copiado
Desde luego, la violencia armada mina los esfuerzos de erradicar la pobreza y crea un clima de terror y de temor entre toda la especie humana.

Si los gobiernos invirtieran más en forjar la paz y el desarrollo socioeconómico en vez de las armas, en el planeta habría menos peligros. Si la pobreza es un mal, la violencia armada es una enfermedad que deberíamos atajar lo antes posible.

Es el momento de hacer patente el compromiso con los marginados y de que la pobreza no siga destruyendo vidas inocentes y vulnerables.

Casi siempre la pobreza tiene rostro de niño y de mujer. La familia humana con toda su diversidad de culturas debe cuidarse y protegerse, no con la acumulación de armas, que constituye por sí misma una amenaza para la paz y una provocación para los pueblos que les falta lo esencial para sobrevivir y desarrollarse, sino mediante un clima de confianza y de cooperación solidaria que hay que instaurar con la justicia precisa y urgente.

Tags:

  • ONU
  • armas
  • Protocolo
  • vioencia

Lee también

Comentarios