Lo más visto

Más de Opinión

¡En próximas elecciones, votemos todos! (y 2)

Enlace copiado
Enlace copiado

Abstenerse de votar no es la solución. Solo los malos hijos de la patria son los que recomiendan no ir a votar; son los que quieren provocar caos en nuestro sufrido “Pulgarcito” para beneficio de su propio y nefasto proyecto.

Asistamos todos a votar e insistamos en que los legisladores –que ojalá fueran renovados en su mayoría– y las autoridades correspondientes prohíban la reelección presidencial y con mayor razón la Presidencia vitalicia. Uno de los principales soportes de la democracia es la alternancia.

Nuestra democracia todavía es frágil, actuemos para que no se pierda lo que ya hemos ganado. Y no olvidemos que a las personas que tienen poder se les desarrolla el Síndrome de Hubris, la “enfermedad del poder”; se vuelven adictos al poder, pierden el contacto con la realidad, se consideran sabelotodo y se convierten en dictadores narcisistas que se creen insustituibles. Ejemplos, desgraciadamente, los hay y los ha habido en diferentes países.

Luchemos con nuestros votos para evitar esa posibilidad. Y exijamos a los legisladores, gobernantes y otros altos funcionarios que en demostración de una sincera actitud patriótica se reduzcan los excesivos salarios y prebendas, incluyendo las “partidas secretas”, siquiera en un 30 % para que sea eficientemente utilizado –sin populismos porque son dineros del pueblo contribuyente– en la mejoría de las clases más desposeídas, enfermas y vulnerables de nuestro país. La extrema pobreza tiene que desaparecer.

Votemos todos los que queremos una patria mejor.

Lee también

Comentarios