Lo más visto

En resumen, lo de Bukele es populismo de manual básico

El presidente de la República se arroga insistentemente el rol de vocero del pueblo, y una línea recurrente de su narrativa es que el desmontaje de la democracia que emprendió desde su primer día en el cargo obedece a la voluntad del colectivo. Es una pobre recreación del papel de caudillo por predestinación, una noción juvenil que no cabe en la política en sociedades con más cultura democrática que la nuestra.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

La nación esperó poco para entender finalmente de qué se trata el gobierno de GANA: populismo de manual, con algunos mates de izquierda en el discurso pero con pretensiones autoritarias y neomilitaristas. La crisis sanitaria disparó esos rasgos y pronunció la incompetencia y falta de plan del gabinete, semilla de una crisis jurídica que eventualmente estremecerá la composición de la administración.

Los populismos son menos caros cuando se promueven desde la oposición; desde el gobierno, jugar a ser la voz del pueblo, a ser el representante directo del soberano y el testigo de su voluntad termina en crisis de gobernabilidad ya sea a través de regímenes autoritarios o abiertamente dictatoriales o bien de inestabilidad institucional en democracias macilentas como los salvadoreños estamos atestiguando.

El presidente de la República se arroga insistentemente el rol de vocero del pueblo, y una línea recurrente de su narrativa es que el desmontaje de la democracia que emprendió desde su primer día en el cargo obedece a la voluntad del colectivo. Es una pobre recreación del papel de caudillo por predestinación, una noción juvenil que no cabe en la política en sociedades con más cultura democrática que la nuestra.

Cuando Bukele se refiere al pueblo, no habla de la composición heterogénea de actores, intereses y visiones del mundo que la enriquecen y la convierten en nación, y tampoco del sujeto colectivo que protagoniza los cambios en la historia sino apenas de una cosa, de una idea que justifica el bombardeo al sistema de libertades. Sí, le interesa referirse al pueblo para subrayar que sus enemigos no caben en él, para convertir a todos sus opositores –políticos, económicos, ideológicos, a los que hacen preguntas, al periodismo, a los demócratas en suma– en "los otros".

Al convertir a los otros, al convertir discursivamente a sus enemigos en enemigos del pueblo, el mandatario sataniza todo lo relacionado con las actividades profesionales y la producción de pensamiento y contenido de estos actores. El siguiente paso, el de no sólo derrotarlos en la arena política sino perseguirlos jurídicamente, intimidar o abiertamente acosarlos con violencia de índole ilícita y promover una cultura que no admite disenso ni debate, es el que realmente le interesa porque garantiza un ejercicio del poder con pocos o ningún contrapeso, filtro ni fiscalización.

Esa es en el fondo la pretensión de este proyecto: control social al estilo de las élites de hace 70 años, y si es posible disfrazarlo como democracia o conseguir que la nación legitime electoralmente este ataque al Estado de derecho, mejor todavía. El cinismo es tal que no sólo se induce a la población a alienarse con esa deformación de la realidad que simplifica la vida nacional en dos bandos, a favor o en contra del régimen, sino que desde el aparato de comunicaciones oficial se está dispuesto a tildar como amenazas cualquier diferencia, social, económica o cultural. Si no se encuentra un enemigo real, alguno se inventarán, reza el refranero.

Que lleven a la nación a esa postración, que erosionen la estructura jurídica, que el despilfarro y el asistencialismo malogren sin remedio las finanzas públicas no depende del resultado de una elección sino de la resistencia de los amigos de la República. Pero cada curul de la que dispongan les facilitará el camino, así como cada demócrata de más en la Asamblea Legislativa se los dificultará.

Tags:

  • Bukele
  • populismo
  • GANA
  • pueblo
  • pretensión

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines