En río revuelto

Enlace copiado
En río revuelto

En río revuelto

En río revuelto

En río revuelto

Enlace copiado
Todos conocemos el adagio popular, que podemos adaptar fácilmente a la realidad que actualmente vivimos, con una pequeña modificación: En río revuelto... ganancia de delincuentes. Con los altos niveles de confrontación entre las fuerzas políticas y sociales de izquierda y derecha, se vuelve cada vez más difícil, un entendimiento mínimo en función de la gobernabilidad. Y lo más preocupante es que en el afán de debilitar y descalificar al adversario, se le ataca y obstaculiza en su labor política diaria; en gran medida, eso fue lo que hizo la izquierda, cuando ARENA estaba en el poder desde 1989, hasta 2009. Y eso, corregido y aumentado, es lo que está haciendo la derecha, ahora que el FMLN está en el gobierno.

Con el gobierno a la cabeza, con la decidida participación de la ciudadanía, y con muchas dificultades, podríamos comenzar a disminuir la violencia, la corrupción, la falta de oportunidades para los sectores más necesitados y la polarización política. Para eso, necesitamos que el gobierno nos indique claramente el camino, delineando un plan nacional de choque, para enfrentar la crisis; pero también, dándonos el ejemplo con austeridad, transparencia y honestidad. Para bailar se necesitan dos: pero si el gobierno quiere bailar reguetón y la derecha quiere bailar break dance, nunca encontrarán un paso armónico. Se tienen que poner de acuerdo en bailar pegado; para comenzar, aceptando la realidad nacional planteada en el párrafo inicial. Tomemos dos de los problemas actuales más graves y urgentes a resolver: la necesidad de combatir la delincuencia con medidas de choque y la reforma al sistema de pensiones.

Debemos aceptar que cuando se discutieron los Acuerdos de Paz, cometimos un grave error al no definir un tratamiento integral a los jóvenes de la posguerra. Y el problema nos ha estallado en la cara, con el fortalecimiento de las maras. Todos somos responsables de tamaña irresponsabilidad. La realidad nos ha demostrado que ni ARENA en veinte años ni el FMLN en siete han logrado detener el crecimiento de los homicidios y las extorsiones; manifestaciones evidentes de la violencia social que estamos viviendo los salvadoreños. Entonces, lo que necesitamos es un acuerdo de apoyo político a un plan nacional del gobierno, la PNC, el Ejército, la FGR y el sistema judicial. Para que dentro de la Constitución, se use la ley, la fuerza, la inteligencia y la voluntad de los partidos políticos, empresarios, ONG y las instituciones encargadas de combatir el delito. Es urgente, y es justo y necesario, que al igual que en 1992, nos demos cuenta de que estamos destruyendo al país atacándonos unos a otros, en vez de combatir a los delincuentes.

Por otra parte, debemos aceptar que el sistema previsional tenía fallas de origen, pues ya en 1997 el Estado tenía una deuda impagable de más de siete mil millones. No funcionaba el viejo sistema de reparto; pero se inventaron parches, para irle pasando la pelota de la deuda impagable a otros gobiernos. Y ahora que este gobierno aterrorizado de tamaña irresponsabilidad histórica está planteando buscarle una solución, la respuesta es echarles toda la culpa y acusarlos de ladrones. El gobierno debe escuchar a los diferentes sectores afectados; pero los empresarios deben hacer propuestas viables que ayuden a resolver el problema.

Tags:

  • arena
  • fmln
  • gobernabilidad
  • austeridad
  • violencia
  • corrupcion

Lee también

Comentarios

Newsletter