Lo más visto

Más de Opinión

En río revuelto, ganancia de populistas

Enlace copiado
José Miguel Fortín Magaña

José Miguel Fortín Magaña

Enlace copiado

Después de una contienda electoral francamente tormentosa, en donde el partido ganador y su candidato siguen sin mencionar quiénes serán los miembros del gabinete; no teniendo todavía un verdadero plan de gobierno que sugiera cómo se dará marcha y financiará los proyectos de ensueño que contiene el "plan Cuscatlán" y con una oposición totalmente fraccionada, que sigue sin entender la necesidad de anteponer el bien común, a los intereses particulares; El Salvador se encuentra en su peor momento, en donde nadie saldrá favorecido, sino aquellos que no buscan más que su propio beneficio.

Resulta por ejemplo increíble que la nueva forma de gobernar se perfila, no a través de leyes, decretos o negociaciones político legislativas, sino a través de un vulgar twitter... después de medio hilvanar cinco líneas, unos y otros se responden y se mandan a decir desde cómo deben proceder con el dinero destinado para el edificio legislativo, hasta qué debería hacer la presidencia de la república con los fondos del Ejecutivo. En un par de semanas parece que ya nadie usa los canales adecuados y ya no solo son los "opinólogos" los que dicen cosas por ese medio, sino desde el presidente electo (que aunque sea la misma persona, ya no es el mismo personaje que era antes de ganar las elecciones) hasta el presidente de la Asamblea Legislativa, quien le responde por la misma vía; pasando por la facción legislativa de ARENA, que le manda a proponer al presidente Sánchez Cerén que destine dineros del Ejecutivo, a través de su cuenta; y los diputados disidentes que le dicen a sus facciones que no les obedecerán; en fin, que entramos en un mundo tan irreal en donde, como en "Alicia en el país de las maravillas", solo nos falta que dentro de poco se entronice la reina de corazones y nos mande a cortar a todos la cabeza, por no pensar cómo se debe en esta "nueva forma de hacer política"; lo que por cierto, fue la caricatura que se publicó el día que ganaron las elecciones.

En los siguientes meses, ojalá la mayoría recobre la cordura y recuerde que más allá de las redes sociales y su clara influencia en los electores, las instituciones deben fortalecerse y la República requiere de la independencia de Poderes y de la utilización de canales pertinentes. Pero además necesita de partidos políticos plurales, con distintos signos, que aseguren la alternancia en el ejercicio de la presidencia y los contrapesos que eviten que cualquier aspirante a dictador se enaltezca y consolide hasta convertirse en un tirano, al estilo de Venezuela, en donde un día llegó Chávez, por la vía popular y populista, gritando que era un demócrata y que se iría del poder al terminar su período.

Nuestra defensa será las instituciones fuertes, incluyendo en ellas a los partidos; por eso es imperativo una reconstitución y el robustecimiento de esos institutos; porque delante de la atomización de la oferta política, cuando solo queda un partido omnipotente, el peligro es demasiado y se dibuja la sombra de la tiranía.

Mucha sangre ha derramado nuestro Pueblo para que el capricho de unos pocos ambiciosos nos haga perder la democracia que hemos conquistado. Hoy más que nunca hemos de defenderla con toda nuestra fuerza; y así lo haremos, con la ayuda de Dios.

Tags:

  • plan Cuscatlán
  • bien común
  • twitter
  • Ejecutivo
  • redes sociales
  • Venezuela
  • populistas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines