Lo más visto

Más de Opinión

En tiempos de Herodes

Pronto celebraremos Navidad, sea cual fuese nuestra celebración, lo que realmente sucederá es la veneración de la Sagrada Familia: Jesús, José y María.
Enlace copiado
En tiempos de Herodes

En tiempos de Herodes

En tiempos de Herodes

En tiempos de Herodes

Enlace copiado
Sí, justamente así, ¡una familia muy sagrada! porque Jesús, verdadero Dios y verdadero Hombre, quiso nacer en una familia “humana”.

¡En la sencillez de un establo, pero en la “grandiosidad de una familia” quiso llegar Dios a este mundo!

Pero no por eso está privada de peligros, recordemos cómo el rey Herodes, sintiéndose ridículamente amenazado en su poder, ordenó matar a todos los niños recién nacidos en Belén, haciendo que María y José huyan a Egipto.

Y era el hijo de Dios, quien quiso pasar por esos apuros, el hijo de Dios que se hace uno, como nosotros. Quiso santificar la familia, escogiéndola como primer alimento, un Dios que siendo bebé se hace dependiente de sus padres. Quiso asimismo santificar un nacimiento desde su concepción pasando, como todos, por los nueve meses.

Y es que el nacimiento de un hijo no deja de ser un auténtico misterio, un regalo de Dios.

Y ahora, nosotros ridículamente egocéntricos, pensamos que esto de los “tiempos de Herodes” es algo lejano, pasado, nos suena a “antigüedad”. Y sin embargo, desgraciadamente, es algo que no ha pasado todavía. Ahora, como en aquel tiempo, el problema de los nacimientos (como el nacimiento de Jesús) sigue sobresaltando a muchas personas: tanto a las autoridades de un país como a sus habitantes.

El nacimiento de un nuevo niño o niña sigue considerándose, cada vez entre más personas, en un conjunto de amenazas: tanto para la salud física y emocional de la madre; como para la atención responsable de los demás hijos; como para la seguridad económica de la familia, así como para el progreso de un país.

Y se trata de imponer, por todos los medios, la misma política de Herodes: matar o mandar a matar a los niños.

Solo recordemos que él los mandó matar después de nacidos, ahora se buscan leyes para poder matarlos “antes de nacer”. Y entonces ¿cómo podemos progresar, si las injusticias se cometen contra personas que aún no han llegado a este mundo?

Es inconcebible ver que un “ser humano indefenso” se encuentra “amenazado de muerte” en el vientre de su madre por su propia madre.

Así le ocurrió a la Familia de Nazaret, tuvieron que emigrar a Egipto para huir de los que buscaban a Jesús para matarle, ojalá no tengamos que huir sino enfrentar a todos aquellos que con cualquier excusa quieren imponer el aborto en nuestro país.

Contrario a lo que el mundo nos enseña, la salvación del mundo, el porvenir de la humanidad, el avance de los pueblos y el desarrollo de sus sociedades pasa siempre por el corazón de cada familia.

Tags:

  • dios
  • inocentes
  • herodes
  • navidad
  • jesus

Lee también

Comentarios