Lo más visto

Más de Opinión

Encrucijada para ENADE 2019

Desde hace dos décadas, la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) realiza cada año el Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE), en el cual se presentan aportes a los tres Órganos de Gobierno para promover políticas públicas que eleven el nivel y la calidad de vida de la población. ENADE coordina esfuerzos de las 50 gremiales socias de la ANEP y con diferentes instituciones para proponer medidas y normativas que beneficien a los salvadoreños.

Enlace copiado
Rafael Ernesto Góchez

Rafael Ernesto Góchez

Enlace copiado

Luego de tantos encuentros la pregunta obligada es ¿qué resultados duraderos han logrado los ENADE? ¿Vale la pena hacer lo mismo cada año? ¿Qué tanto influye la ANEP en la implementación de políticas públicas? Pocos emprendedores conocen las respuestas a estas interrogantes. Por ello y dada la conveniencia de que los salvadoreños vivan en paz y progresen en suelo cuscatleco, seguidamente se exponen cinco factores que la ANEP debería considerar.

Factor 1. Orientación y actuación. La ANEP es un aliado estratégico para mejorar el clima de negocios y dinamizar el crecimiento económico. La ANEP es un actor de primera línea y defiende los principios de una sociedad libre. Hoy es un buen momento para que la ANEP sea proactiva, genere sinergias y adquiera compromisos para que el desarrollo de El Salvador sea sostenible.

Factor 2. Visión y posición. El país no ha mantenido niveles de crecimiento arriba del 3 % del PIB durante varias décadas. El panorama es retador porque al aplacarse la emigración masiva podría decrecer la entrada de remesas (divisas) y poner en riesgo la dolarización en el mediano plazo. Es decir, el modelo centralista y exportador de mano de obra es insostenible. ¿Y entonces?

Factor 3. Priorización y participación. El Salvador enfrenta múltiples problemas, por lo que, convendría que la ANEP contribuyera a abrirle las puertas de entrada a la inversión y al trabajo decente. Asimismo y para consolidar la democracia, es esencial apoyar la separación de poderes, la rendición de cuentas y las instituciones que controlan el ejercicio del poder público.

Factor 4. Delineación y localización. El sector privado debería esforzarse por integrarse a la actual revolución industrial y el sector público por reducir la pobreza y lograr la sana convivencia. ¿Con qué recursos? Una vía sería combatiendo la evasión fiscal, racionalizando y focalizando el gasto público, ampliando la base tributaria y dinamizando las economías del interior del país.

Factor 5. Acción e inclusión. Los emigrantes salvadoreños han demostrado que progresan al tener oportunidades económicas. El inconveniente es que miles de compatriotas no han tenido acceso al mercado laboral en su lugar de origen. Consecuentemente, convendría que el sector productivo ayudara a enfrentar las causas determinantes de la migración interna y externa.

Reflexión: los ENADE son insuficientes. La sociedad salvadoreña y la correlación de fuerzas han cambiado. La ANEP, por tanto, debería renovar su visión y gestión. Un planteamiento revelador sería rechazar abiertamente la hipótesis de que todo se arreglará al incrementar el número de policías, agilizar los trámites administrativos y mejorar la relación con EUA. Otra acción positiva sería avivar la apertura interna. ¿Cómo? Promoviendo (a) el diálogo público-privado en los 14 departamentos y con emprendedores salvadoreños que viven en el exterior para ampliar las oportunidades a nivel local, (b) los encadenamientos de mypes locales con megaproyectos de infraestructura y (c) la subida gradual del presupuesto de educación al 5 % del PIB en 2024.

Tags:

  • ANEP
  • ENADE
  • factores
  • visión
  • participación
  • PIB

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines