Enfrentando la crisis en lo inmediato

Existe una situación difícil para la gobernabilidad del país, en los ámbitos político, económico y social. Esto, todos lo sabemos.
Enlace copiado
Enfrentando la crisis en lo inmediato

Enfrentando la crisis en lo inmediato

Enfrentando la crisis en lo inmediato

Enfrentando la crisis en lo inmediato

Enlace copiado
Lo que no sabemos es cómo se va a enfrentar. Vivimos una crisis nacional que se manifiesta principalmente: en un problema de sostenibilidad fiscal, del que aún no se vislumbra una solución permanente; un alto nivel de polarización política, que normalmente tiende a crecer en la medida que se acercan las fechas electorales; un problema de violencia, que aún es alto, pero que al menos en el rubro homicidios, comienza a disminuir. Y, para condimentar esa crisis, tenemos la amenaza del gobierno de Donald Trump, de aumentar las deportaciones de indocumentados.

En cuanto al tema fiscal, como me dijo un amigo cardiólogo: “Si tenés sobrepeso, para rebajar no hay secretos, comé menos y hacé mas ejercicios”; pues para resolver el problema de la sostenibilidad fiscal, tampoco hay secretos, el Gobierno debe gastar menos y recaudar más. Y para que el Gobierno pueda recaudar más, el país debe producir más. Pero por ahora, de lo que se trata es de evitar caer en impago; y para eso, el Gobierno salvadoreño ya logró, con la venta de bonos, colocar $600 millones recientemente. Y este dinero se está usando ya: para pagar la deuda del Gobierno a las distribuidoras de energía eléctrica, que asciende a $46 millones; para pagar a las alcaldías el FODES de enero; y para cancelar la deuda de corto plazo correspondiente a las Letras del Tesoro, LETES. Tal y como se acordó en la Asamblea Legislativa.

La tentación de ARENA, de sentarse en la puerta de su sede a ver pasar el cadáver de su enemigo político, y aumentar la polarización abandonando las mesas de diálogo, es muy grande. Pero, si cree que aún tiene alguna posibilidad de ganar las elecciones presidenciales de 2019, debería de discutir un plan de emergencia, para paliar la crisis y evitar que se siga deteriorando la situación económica del país. Porque no sería un buen negocio recibir un país en quiebra. Y en este sentido, hemos escuchado noticias alentadoras de un posible plan de ahorro y disminución de gastos, que el Gobierno se ha comprometido a presentar para discutir con la derecha y con toda la oposición. Plan que ya comenzó con la focalización de subsidios; y que esperamos continúe con la disminución de gastos innecesarios en gasolina, seguros, vehículos, viajes y demás, por parte de los tres órganos del Estado. Y que el Gobierno, junto a los diferentes sectores económicos, políticos y sociales, haga a un lado la polarización y encuentre una solución a la crisis fiscal, sin incluir un aumento de impuestos.

Hemos escuchado que ya están aumentando las deportaciones con el nuevo gobierno norteamericano; aunque también hemos escuchado del secretario de Seguridad Nacional de EUA, John Kelly, que en conversaciones con funcionarios mexicanos, ha reconocido que es la falta de oportunidades económicas en Centroamérica lo que provoca la migración irregular. Que no habrá deportaciones masivas ni operaciones militares; y que todas se harán conforme al marco legal y de gente con antecedentes. Estas también son declaraciones alentadoras, que esperamos sean llevadas a la práctica para nuestro bien.
 

Tags:

  • ARENA
  • migracion
  • Trump
  • FODES
  • LETES

Lee también

Comentarios

Newsletter