Lo más visto

Entre amaños y mañosos

Las acciones inmorales realizadas por varios integrantes de la selección salvadoreña de fútbol, dadas a conocer por los medios de comunicación, calificándolas como amaños, no son otra cosa que un atropello a los salvadoreños, pudiendo tipificarse como delito.
Enlace copiado
Entre amaños y mañosos

Entre amaños y mañosos

Entre amaños y mañosos

Entre amaños y mañosos

Enlace copiado
En un país como El Salvador, donde se aprecia el creciente cinismo con que se maneja la cosa pública, no importándoles que el pueblo se entere, con una corrupción galopante de funcionarios públicos y líderes políticos partidistas, no es de extrañar que la inmundicia de la corrupción salpique a otras organizaciones de la sociedad salvadoreña.

Después del triunfo electoral del FMLN en 2009, José Luis Merino, uno de los nuevos 14, dijo: “Ahora la misión del FMLN es llevar el comunismo hasta el último rincón de El Salvador”.

Hay que recordar que los comunistas sostienen que una sociedad sin valores es presa fácil de cualquier ideología; por eso la misión del FMLN, con el beneplácito del “don”, es destruir los valores morales, cívicos y religiosos de nuestro país, perdiéndose así el respeto, la moralidad y la decencia.

Con ese fin planificaron y ejecutan con el “don” el irrespeto sistemático a la Constitución; a los fondos del pueblo, que han sido saqueados como si en su interior existiera un fabuloso tesoro inagotable; y a la dignidad del pueblo, pues han tirado las necesidades de los salvadoreños al recipiente de inmundicias.

Recordemos el asalto a las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia, donde aparecieron como “testigos de honor” los líderes de los partidos políticos más podridos, para apoyar la llegada de la “mara ganzúa”.

Los funcionarios de la actual administración han destrozado a El Salvador en todos sus aspectos, olvidándose de que el soberano es el pueblo y que jamás se les ha entregado el poder, delegándoles únicamente la autoridad; por lo que podríamos desconocerlos en forma inmediata y conforme a la Constitución, si se tuviera la entereza y valentía de acabar con tantos amaños, picardías y fechorías que diariamente realizan en forma pública.

Cabe preguntarse ¿dónde están aquellos valientes pretorianos? Hoy están infiltrados por los comunistas, sometidos por espionaje, reducidos a lo mínimo desde que el “don” despreció a sus líderes en El Mozote y los mandó castigados a reinscribir su historia. Quizás no comprendieron la magnitud de este bochorno público.

Como consecuencia de esta podredumbre, a los grupos políticos partidistas ya no les interesa proponer como aspirantes a los cargos presidenciales a personas con moralidad.

A la mayoría de los propuestos se les señala públicamente en actos de corrupción.

Se conocen denuncias judiciales y señalamientos de funcionarios públicos de la actual administración que los implican en malos manejos de los fondos del pueblo, con lo cual han causado un grave daño a los salvadoreños.

Así, Gerson Martínez, ministro de Obras Públicas, denunció malversación de fondos en la construcción del bulevar Diego de Holguín. El Ministerio de Salud ha señalado malversación de una millonada de dólares en la red hospitalaria. El “don”, en 2009, señaló despilfarro en la publicidad de la Presidencia, aunque él ha superado ese gasto.

De Salvador Sánchez Cerén todos sabemos que se declaró solidario con las FARC, en diciembre de 2001; y en San Antonio del Monte, Sonsonate, en septiembre de 2008, declaró que ajusticiaron a cientos de personas por ser infiltradas.

Con estas referencias de los candidatos, se confirma el titular de este artículo.

Tags:

  • fmln
  • amaños
  • jose luis merino
  • el mozote

Lee también

Comentarios