Lo más visto

¿“Eres la tierra que nos sustenta...”?

Los Ángeles, California. Los colores azul y blanco resaltan a un costado del célebre Parque MacArthur.
Enlace copiado
¿“Eres la tierra que nos sustenta...”?

¿“Eres la tierra que nos sustenta...”?

¿“Eres la tierra que nos sustenta...”?

¿“Eres la tierra que nos sustenta...”?

Enlace copiado
Es agosto y los salvadoreños simulan un campo de feria, ventas de dulces artesanales, elotes locos, en fin, creen que celebran las fiestas patronales de San Salvador. La melancolía y la nostalgia se abrazan al son de canciones populares, al tiempo que una sonrisa se resiste a una lágrima.

Ese parque es famoso desde los años ochenta cuando comenzaron a llegar muchos salvadoreños huyendo de la guerra y asustados por la pobreza. El Sistema Continuo de Reportes sobre Migración Internacional en las Américas de la OEA revela “que entre 1979 y 1988 más de medio millón de salvadoreños llegaron a Estados Unidos”.

En ese parque hicieron una pausa los que irían más al norte del país o se asentaron para siempre miles de los que ahora viven como una minoría creciente en Los Ángeles, tanto así, que el parque es literalmente ocupado cada año para realizar la feria de agosto, que no pueden celebrar en su país.

Quizá simulando que están en el Parque Cuscatlán de la capital salvadoreña, que tiene cierto parecido al MacArthur, a los migrantes les produce una sensación de espejismo nostálgico, “como cuando voy por una calle que siento que estoy manejando hacia Los Planes de Renderos” me revela con cierto halo de tristeza Vanessa, una joven salvadoreña que llegó hace un poco más de 10 años a esta Nación. Dos de sus hijos son estadounidenses de nacimiento y aún extraña volver a su tierra.

En el estado de California reside en la actualidad más de medio millón de salvadoreños de los casi dos millones que viven legalmente o que aún se esconden de no ser deportados por su condición de indocumentados en las vastas tierras estadounidenses. Aquí se encuentra a más de un salvadoreño en ciudades grandes y pequeñas, San Francisco, Antioch, San Leandro, Millbrae, Pittsburgh, Concord y muchas otras que albergan a compatriotas que trabajan duro para vivir allí o para ayudar a que los suyos vivan mejor El Salvador.

“Eres la tierra que nos sustenta...” reza una línea de la Oración a la Bandera Salvadoreña que cada año, por esta fecha, los niños en las escuelas recitan y entre más pequeño es el que la dirige de memoria más bonito es el acto. Nada más irónico y alejado de la realidad si los datos nos recuerdan que más de 500 salvadoreños buscan a diario otra tierra que los sustente a ellos y a los suyos.

Y esta tierra que ahora los sustenta es California, Washington, Nueva York, Texas, Houston, Maryland, y una larga lista de ciudades y Estados de la Unión Americana, donde todo a veces es extremo: el sol, el frío, las duras jornadas de trabajo, los dobles turnos, los dos y hasta tres trabajos, la renta, la alimentación, la ropa barata, los cuartos de un metro cuadrado para pasar la noche y muchas otras circunstancias que parecen una pesadilla en medio del “sueño americano”.

En los alrededores del Parque MacArthur puede ubicarse algunas calles que parecen de San Salvador, es una zona con muchos comercios de cuscatlecos y estampas propias de su país: elotes asados en las esquinas, yuca frita y otros puestos de comidas, que igual que aquí cuando la autoridad decide limpiar la zona se avisan unos a otros y a correr o esconder la mercadería.

Mientras tanto sus hijos ahora rezan en las escuelas: “I pledge allegiance to the flag of the United States of America and to the Republic…” (Juro lealtad a la bandera de los...) pues hoy por hoy es la tierra que los sustenta.

Tags:

  • estados unidos
  • salvadoreños
  • migrantes
  • pobreza

Lee también

Comentarios