Lo más visto

Más de Opinión

Es fundamental esforzarnos en hacer crecer la economía

“El recurso económico para las diferentes necesidades del Estado y para la generación de empleos necesario para los 50 mil nuevos aspirantes anuales a ingresar a la fuerza laboral, en vez de que se metan al sector informal o la delincuencia. Falta una política de Estado de fomentar las inversiones”.
Enlace copiado
Es fundamental esforzarnos en hacer crecer la economía

Es fundamental esforzarnos en hacer crecer la economía

Es fundamental esforzarnos en hacer crecer la economía

Es fundamental esforzarnos en hacer crecer la economía

Enlace copiado
En el Consejo de Seguridad, en el de Educación, al igual que la situación fiscal, todos se necesitan mayores recursos, pero el enfoque es en la ayuda externa y más impuestos primordialmente, los cuales no pueden incrementarse ilimitadamente. A pesar de la insistencia lo que hace falta es promover el crecimiento de la economía y a eso hay que dedicarle muchísima atención y no vemos que se le dedique, ni por parte del gobierno, como los diversos organismos internacionales ni suficiente énfasis de los tanques de pensamiento.

El dictamen general es que la economía está estructuralmente dañada y recuperarla no es nada fácil, pues el déficit fiscal es enorme y no se ven señales de arreglarlo, el endeudamiento es alarmante, al borde de lo catastrófico y lo hemos estado presenciando a gran volumen estos días. Las prácticas del Gobierno bajo ahorro, mucho gasto y poca inversión son exactamente lo contrario de lo que debiéramos hacer.

Las recetas para arreglar las economías tienen elementos comunes que están en todas, debe ser que son buenas. Lo más importante es sin duda contar con recursos nuevos, inversión que produce empleos, que genera inversión adicional indirecta y mayores impuestos sin subir las tasas, inventarse nuevos o seguir castigando los mismos.

Todos coinciden en que para rescatar la economía del país y proporcionar un grado importante de bienestar a la población es necesario lograr tasas de crecimiento económico alto, a tasas superiores al 5 % del PIB por muchos años consecutivos. Es necesario crear unos 250,000 empleos en pocos años. ¿Cómo se da todo lo anterior? viene a ser la pregunta clave.

La misma respuesta dan todos: con inversión privada abundante y diversificada, apuntando a la exportación, porque el mercado local es muy pequeño. La siguiente pregunta es, entonces, ¿cómo se logra tener una mayor inversión nacional y extranjera?

La respuesta más importante es confianza, estímulos que nos vuelvan más atractivos que los vecinos y que el mundo en general. Garantizar al inversionista que encontrará un ambiente amigable con los negocios, ante todo certeza jurídica, que las reglas del juego no son cambiadas a medio camino, que la institucionalidad del país es fuerte y que la aplicación de la ley de manera adecuada es su mejor protección; que el Estado, tanto el Ejecutivo como el Legislativo y las municipalidades, comprende el valor de la inversión para el desarrollo del país o el municipio y se convierte en aliado de los inversionistas y los cuida. Que los trámites y permisos son estrictos en su concepción, pero muy ágiles en su aplicación, y lo que no funciona se cambia estudiándolo bien y considerando la opinión de los inversionistas.

Que no se genere la percepción de que el gobernante, el legislador o el burócrata, son hostiles al empresario, al inversionista, que no se le hostigue ni se le dificulta su accionar. Que no se privilegia a empresarios amigos o deteriorando la competitividad del sector en que se mueven.

La discusión de la apropiación de las pensiones privadas es contraria no solo a los intereses de los cotizantes, que es lo más discutido, sino es que siendo la masa de fondos mayor y más concentrada en los países que tienen sistemas como el nuestro, en los países con éxito esos fondos sirven para dinamizar la economía, las AFP invierten en temas productivos, de lo que se benefician empresas para financiar creación o expansiones. En nuestro caso el Estado prácticamente se ha apoderado de los fondos de los pensionados a tasas indecentemente bajas, en vez de dinamizar la economía y el mercado de capitales. ¿Hacia dónde va el sistema? Es peligroso.

Tags:

  • empleos
  • afp
  • inversiones
  • estado
  • alcaldias

Lee también

Comentarios