Lo más visto

Más de Opinión

Es fundamental para el presente y para el futuro del país que se aprovechen integralmente todas las oportunidades

De lo que se trata en verdad es de trabajar en común de manera sana, constructiva y respetuosa, para que en todo caso salga beneficiada en primer término la población.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

El Salvador se halla en un momento de especial significación dentro de su proceso evolutivo, tanto por las condiciones internas como por las circunstancias del entorno internacional, en lo que corresponde a las zonas inmediatas y en lo que toca a los espacios globales. Desde luego, el que esto se esté dando en esta precisa coyuntura histórica abre grandes perspectivas y al mismo tiempo trae extraordinarios desafíos. En ambos sentidos hay que poner todo lo mejor del país y de su gente para que podamos encaminarnos, como nación y como sociedad, hacia ese horizonte de desarrollo y de prosperidad que tanto anhela y merece nuestro pueblo y en cuya ruta hay ya tantos empeños y aun tantos sacrificios involucrados.

Puestos en esta perspectiva, que tiene una amplitud y una diversidad sin precedentes, lo que ahora mismo se impone para el país es activar sin ninguna tardanza la integración de propósitos y de esfuerzos entre todas las fuerzas nacionales que se mueven en los ámbitos públicos y en los espacios privados, de tal modo que se haga factible de modo inequívoco abrirle espacios al progreso nacional, en el sentido más actualizado del mismo. Para que tal mecanismo renovador pueda darse a plenitud resulta indispensable superar escollos tradicionales como la desconfianza y el rechazo para entrar de lleno en el tratamiento de nuestros problemas y en el aprovechamiento de nuestras oportunidades.

La misma dinámica abierta por el fenómeno nacional que está hoy en marcha induce, como argumento práctico inesquivable, hacia el trabajo en común. Muestra muy concreta de ello es la expresión de voluntad compartida entre el Gobierno en funciones y la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), que tuvieron una reunión de acercamiento en días muy recientes. De dicha reunión surgió el anuncio de una nueva dinámica de cooperación constructiva, que ojalá se pueda plasmar de veras en un ejercicio de iniciativas compartidas en función de ir avanzando de veras hacia el logro del mejoramiento generalizado en todos los órdenes de la vida nacional. Eso es lo que siempre debe existir, para consolidar el bien común.

Es de señalar, con especial énfasis, que si algo ha sido dañino para el buen desempeño del proceso nacional en el curso del tiempo han sido las distorsiones acumuladas en la relación público-privada, bien por dependencias nocivas resultantes de intereses o bien por distanciamientos generados por obsesiones ideológicas. De lo que se trata en verdad es de trabajar en común de manera sana, constructiva y respetuosa, para que en todo caso salga beneficiada en primer término la población que tanto lo reclama y lo espera.

Entre las ideas que surgieron en la reunión antes aludida estuvo la que planteó la ANEP en el sentido de convertir a nuestro país en plataforma logística y de servicios a nivel regional. Esta idea no es nueva, porque ya estaba por ejemplo entre los planes concretos que estructuró la Comisión Nacional de Desarrollo disuelta en 2009, al arribar el primer Gobierno del FMLN. Hoy podría renacer con mayores impulsos dentro de un Plan puesto al día conforme a las nuevas posibilidades de nuestra situación en la región y en el mundo.

Y aquí nos resulta oportuno reiterar, una vez más, lo que hemos venido planteando insistentemente: el imperativo de definir y estructurar una Apuesta Productiva de País, según todas las características del momento actual, que nos ubique de manera precisa y razonable en el plano de lo que podemos hacer mejor según nuestras ventajas comparativas, nuestras limitaciones bien administradas y nuestras aspiraciones realistas de prosperidad integral. Emprender cuanto antes esta decisiva tarea es un componente crucial de nuestro destino inmediato.

Tags:

  • desarrollo
  • integración
  • progreso
  • cooperación
  • ANEP

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines