Lo más visto

Más de Opinión

Es tiempo de reinventar a El Salvador

Enlace copiado
Joaquín Rivas Boschma

Joaquín Rivas Boschma

Enlace copiado

La NASA recientemente anunció que ha descubierto un planeta (GJ357d), a menos de 31 años luz, el cual puede albergar agua y dar vida; Brasil tiene el reto de proteger el Amazonas, mientras que en Groenlandia se desprenden 11,000 millones de toneladas de agua, en un tan solo día. El planeta nos continúa avisando que necesita que cuidemos de este, siná importar tanto quién tiene o no la razón. El reto por sofocar incendios, por proteger a las personas del embate del cambio climático, de la variabilidad climática, por cuidar del agua, por generar energía limpia, es responsabilidad de todos, y no de unos cuantos gobernantes, quienes han fallado en lograr cambios sustanciales en dicho campo.

Veamos El Salvador, y preguntemos: ¿Cuánto esfuerzo dedicamos a cambiar nuestras prácticas cotidianas para mejorar nuestro medio ambiente? ¿Cuánto esfuerzo hemos puesto en marcha por una verdadera acción de producir energía limpia? ¿Cuánto hemos avanzado en la universalización de la educación, salud y vivienda? ¿En el control de emisiones de gases? ¿En lograr vivir en una sociedad libre de violencia? Es tiempo de reinventarnos, eliminando las bases de polarización social y política, los colores partidistas, los intereses propios; y de creer que es posible construir un país que pueda cobijarnos para vivir en este, miles de años más. ¿Cómo reinventarnos? Es fundamental aceptar, de manera consciente, que el modelo de desarrollo socioeconómico salvadoreño está agotado, y de ahí surge la necesidad de la reinvención.

A cualquier salvadoreño que le preguntemos, dirá que en el país las cosas funcionan mal, la espiral de violencia sigue incontenible, la migración hacia EUA continúa ascendente en frecuencia y cantidad, la brecha de la polarización social se amplía más, hay un resentimiento profundo hacia los partidos políticos por no haber resuelto problemas que agravan a la población, existe división de ideologías, adicional a una lista larga de necesidades, que nos hacen ser un país atrasado y con temas críticos, pendientes de dar solución. Entonces, de forma genuina, debemos listar las 10 u 11 líneas de actuación transparentes y ponerse a trabajar de inmediato en esas, rindiendo cuentas a la población, eliminando las estructuras que permiten los actos de corrupción y demás obstáculos, a fin de construir el modelo de desarrollo socioeconómico sostenible, inclusivo a la gran mayoría de salvadoreños, bajo enfoque de economía colaborativa, brindando espacio a los jóvenes, mediante una estructura integral de acción, que permita el desarrollo de sus capacidades y competencias, dotado de recursos necesarios para generar y producir resultados que impacten positivamente en la generación de una nueva sociedad.

Entre esas líneas de acción, debe anotarse una seria revisión, actualización y adaptación del conjunto de leyes, acordes a las tendencias y nuevas realidades del entorno, logrando una convivencia en armonía, protegiendo los derechos universales de las personas. Todo ello sustentado en la definición de un nuevo y auténtico liderazgo, que siente las bases e impulse el crecimiento económico, el progreso de las personas, mejorando el ingreso per cápita y la calidad de vida de la población; capaz de utilizar tecnologías que sean viables para emprender negocios y trabajar de forma más eficiente, así como de crear nuevas y diferentes fuentes de empleo.

Reinventar a El Salvador amerita la participación y colaboración de todos, comenzando por entregar, a las generaciones futuras, las oportunidades suficientes para obtener conocimiento, contar con los espacios para generar innovación, y una gestión responsable de los recursos, iniciando así un nuevo modelo de desarrollo.

Tags:

  • cambio climático.energía limpia
  • migración
  • líneas de acción
  • reinventar a El Salvador

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines