Lo más visto

Más de Opinión

Escuela omnipresente

La vida es una escuela que ejerce sus funciones y despliega sus efectos desde el primer día hasta el último día, sin asuetos posibles.
Enlace copiado
Enlace copiado
Estamos aprendiendo siempre, aunque con gran frecuencia no lo advirtamos así, y cuanto existe a nuestro alrededor nos alecciona de alguna manera. Ese ejercicio permanente es a la vez personal y social, porque la sociedad también se va instruyendo como nosotros y con nosotros, los individuos con nombre y apellido. Y hay que reconocer algo que es fundamental para definir el fenómeno de la enseñanza y del aprendizaje: se reciben lecciones hasta de las personas más sencillas y anónimas, porque las verdades más profundas del vivir están repartidas en todos los seres humanos. Por eso aprender a convivir es el mejor recurso educativo que hay. Pero vayamos más al fondo: también enseñan los animales y las plantas, las auroras y los crepúsculos, los bosques y los ríos, las nostalgias y los anhelos... Cada minuto que pasa es una lección en desarrollo y una tarea por hacer. Si esto es así, cuando se celebra el Día del Maestro en verdad lo que se debería estar celebrando de manera consciente es el poder educador de cada instante vivido. Los seres humanos somos entonces, a la vez, maestros y discípulos perpetuos. Y si hay otra vida después de esta –como yo lo creo sin ninguna duda sostenible– de seguro ahí seguiremos aprendiendo de todo lo que nos rodee.

Tags:

  • enseñanza
  • docencia
  • día del maestro

Lee también

Comentarios