Lo más visto

Estrategia es desarrollo

Enlace copiado
Alexis Serrano

Alexis Serrano

Enlace copiado

Con frecuencia se utiliza la palabra estrategia. Pocas veces bien aplicada. Es irónico escucharlo de funcionarios con resultados adversos al concepto. Para aclarar y por la necesidad de desarrollo que se tiene en el país, abordo los puntos principales de la misma. Lo estratégico obliga analizar y priorizar áreas esenciales donde a mediano y largo plazo se quieren ver resultados positivos. Para el caso de El Salvador, esas áreas son empleo, seguridad, salud, educación e infraestructura. Estratégico es tomar decisiones trascendentales de alto impacto, que traigan bienestar a las personas. La estrategia está íntimamente relacionada con la misión y visión de un país o institución. Lo que se haga fuera de ello puede ser una actividad o logro con cierta importancia, pero no estratégico. Esto aplica tanto en lo público como lo privado. Una estrategia auténtica se sustenta en el entorno. Está orientada hacia fuera. En el caso de la empresa privada, busca oportunidades de negocio que le permita crecer sostenidamente. El sector público debe impactar satisfactoriamente en los usuarios con sus servicios.

Sorprende cuando funcionarios de autónomas en sus informes de trabajo ponen como logro estratégico la compra de un carro, mobiliario, viajes al exterior; cuando ninguna de dichas acciones tiene nada que ver con mejorar la calidad del servicio. En el caso de una institución educativa que su misión es formar integralmente a jóvenes que requieren competencias técnicas y humanas para insertarse eficazmente al mundo laboral, ¿qué de estratégico tiene ese carro que fue comprado pensando en la comodidad y estatus de un funcionario, cuando los baños para alumnos son pocilgas? ¿Qué de productivo fue ese viaje de placer del funcionario y sus compinches, cuando no se trae nada que fortalezca la competencia organizacional?, cuando el equipo tecnológico en aulas y oficinas está sin mantenimiento.

Por la coyuntura de elegir y nombrar funcionarios a cargos públicos y para los que ya fungen, se recomienda que dejen la comodidad e interés personal. Que muestren liderazgo, creatividad, compromiso, honestidad, sensatez y pensamiento estratégico en su labor.

Cualquier persona que ostente un puesto de responsabilidad está obligado a ser eficiente y eficaz en sus resultados. Que los mismos estén acorde a la naturaleza y giro de la institución. Para ello es necesario que el funcionario posea y aplique habilidades gerenciales como manda la doctrina administrativa.

Para saber si hay enfoque estratégico en la gestión, es necesario observar atentamente las decisiones tomadas en el más alto nivel. Que estas se dirijan a satisfacer la necesidad del usuario y que impacten en la calidad de vida a corto, mediano y largo plazo. Toda inversión debe alinearse con la misión, visión, valores y objetivos. También los resultados deben mostrar una marcada ventaja competitiva sostenible en lo que se hace, y que la estrategia adoptada mejore el desempeño actual en términos de resultados y fortaleza institucional. Si lo anterior se cumple, se va por el camino del desarrollo. De lo contrario, se estaría en el más bajo nivel de ineptitud o mezquindad personal.

Dios bendiga a El Salvador.

Tags:

  • estrategia
  • funcionarios
  • entorno
  • autónomas
  • resultados

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines