Loading...

Estrés

Enlace copiado
José Afane

José Afane

Enlace copiado

La palabra estrés proviene del latín stringere que se traduce en algo como "apretar". Y en este mundo moderno vivimos más apretados que nunca, culpa de múltiples causas: relaciones en problemas, falta de dinero, preocupaciones, paranoias y un largo etcétera. Solo en Estados Unidos, los seguros médicos reportan gastos de más de $300 billones anuales ($7,500 por empleado) en reclamos relacionados con el estrés. Este chorro de dinero aumenta el costo de los seguros y el absentismo, y además reduce la productividad y estabilidad laboral.

Un estudio reciente, realizado por la aseguradora John Hancock, reporta que el 69 % de la fuerza laboral en Estados Unidos padece de estrés, y la causa principal son los problemas financieros. La depresión es una de las manifestaciones principales del estrés y, es tan común, que ha sido catalogada como la principal enfermedad ocupacional del siglo XXI, responsable de la pérdida de muchos trabajos.

En 2003, el 25 % de los gringos consumía medicamentos antidepresivos, tranquilizantes y antisicóticos para tratar el estrés. En la actualidad, el 40 % lo hace, incluyendo 4 % de niños menores de diez años. Aunque muchos de estos medicamentos pueden ser usados de forma permanente, otros producen adicción, y aumentan el riesgo de enfermedades como diabetes, trombosis venosa y ansiedad.

La ansiedad es parte de nuestras vidas. Las causas, sean problemas financieros, familiares o de cualquier otra índole, nos elevan la presión arterial, nos dificultan conciliar el sueño, afectan nuestras relaciones interpersonales, y provocan demás problemas de salud física y mental.

¡Qué vida más estresada! Siempre en modo "turbo"; haciendo varias cosas a la vez; consumiendo demasiada cafeína; durmiendo menos de lo necesario; comiendo mal; hidratándonos poco. Como resultado, la glándula adrenal queda exprimida, y nuestro cuerpo pide ayuda a la tiroides, pero si seguimos así de acelerados, entramos en estado permanente de ansiedad y posible depresión.

Hay muchas formas de manejar la ansiedad y el estrés. Comience por dormirse y levantarse a la misma hora. Así su cuerpo normalizará la secreción de melatonina por la noche, y serotonina y cortisol por la mañana. Coma despacio, no solo trague. Haga ejercicio a conciencia, no solo el mate. Y disfrute a su pareja.

Relájese; haga ejercicio; no tome decisiones precipitadas. Ingiera alimentos sanos, y aprenda a disfrutar de la vida. No permita que el estrés le inyecte veneno en sus pensamientos. Oxigénese; manténgase activo durante su tiempo libre. No se desespere; que no le importe la opinión de los demás; ladre menos, ríase más.

Vida solo hay una. No la desperdicie. Gócela, exorcizando el "apretamiento" de su ser.

Tags:

  • estrés
  • problemas financieros
  • medicamentos
  • ansiedad
  • ejercicio

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines