Lo más visto

Europa en crisis

El gran sueño de Konrad Adenauer y Charles de Gaulle, los dos grandes estadistas de la posguerra, de una Europa unida, está a punto de colapsar, luego del triunfo del “brexit” británico que posibilita la salida de Inglaterra del llamado “Club de los 28”, en referencia a los miembros de la Unión Europea.
Enlace copiado
Europa en crisis

Europa en crisis

Europa en crisis

Europa en crisis

Enlace copiado


Se trató de una utopía, el sueño de un Viejo Continente próspero y unido, sembrada en una distopía, es decir en esa Europa unida víctima del centralismo burocrático, de las diferentes velocidades de sus economías en el Sur y el Norte, en el Este y el Oeste. Un sueño demasiado hermoso para ser realidad.

A ello se agrega el problema de los refugiados provenientes de África, Asia y Europa del Este, que tratan desesperadamente, aun a costa de sus vidas, de poner una pica en Flandes, de entrar a la “Fortaleza Europa”, cada vez menos fuerte, donde el imaginario colectivo tercermundista crea una vida de paz, bienestar y progreso.

Nada más alejado de la realidad. Los índices de desempleo, de crisis económicas recurrentes y de escándalos políticos se suceden de manera arrolladora en el Viejo Continente, y la caída del Euro en las bolsas mundiales va atestiguando la crisis crónica que abate al Viejo Continente en sus diferentes flancos, llámense Grecia, Inglaterra, España, Portugal o Irlanda. Si la crisis en Grecia puso en jaque el entramado de la Unión Europea, la salida de Inglaterra puede ser su mate mortal.

Ello indiscutiblemente que reorientará la idea fundacional hacia otras perspectivas. Sobre todo si la Unión Europea (UE) decide seguir adelante con la locomotora conducida por el eje Francia-Alemania, fortalecida por los países pioneros de esta idea, Benelux, Italia, los países nórdicos.

Es evidente que el ingreso de los países del Sur de Europa en una primera ampliación implicó un esfuerzo económico enorme para la UE, que si bien le posibilitó mayor dinamismo económico gracias al consumo de sus productos, también significó enormes costos económicos por las subvenciones a dichos países. Lo mismo ocurrió cuando la UE se amplió hacia el este, pues de la noche a la mañana países tan dispares como Rumania, Bulgaria o la República Checa estuvieron en paridad monetaria con Alemania, Italia o Francia.

Es probable que haya intentos de refundar o de reinventar una UE sin Inglaterra de aquí a unos dos años, cuando se haga efectiva la salida británica de la misma, pero en un continente tan disímil y tan desnivelado, sobre todo en sus economías y nivel de desarrollo, es casi imposible pensar en un gobierno común centralizado en Bruselas. A menos que se piense en términos geoestratégicos y político-militares, pues el brazo armado de la UE, la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN), es en efecto unidad en la acción de parte de los europeos, solo que comandados por Estados Unidos de América (EUA). Y ello para enfrentar al enemigo común que tiene la capacidad de destruirlos con armamento nuclear sofisticado, la Rusia de Putin y sus aliados.

Como corolario, el terrorismo islámico fundamentalista divide la UE por las políticas migratorias de cada país. Suma y sigue: la crisis derivada por el intento de golpe de Estado en Turquía, que también es parte de Europa.

Crisis que pueden fortalecer a la UE o aniquilarla.

Tags:

  • europa
  • crisis
  • otan
  • brexit
  • reino unido

Lee también

Comentarios