Lo más visto

Más de Opinión

Evolución pandilleril. Parte II

Como he dicho anteriormente, los grupos denominados pandillas han evolucionado desde la simple agrupación delictiva, hasta convertirse en una estructura que posee base, jerarquía, territorio y dirección. Hoy debo explicar la nueva evolución, la cual consiste en la suborganización que se forma a partir de la afinidad que tienen por sus raíces.
Enlace copiado
Evolución pandilleril. Parte II

Evolución pandilleril. Parte II

Evolución pandilleril. Parte II

Evolución pandilleril. Parte II

Evolución pandilleril. Parte II

Evolución pandilleril. Parte II

Enlace copiado
Desde que Estados Unidos ha incrementado las deportaciones, nos estamos enfrentando al regreso de compatriotas que se fueron siendo unos infantes, pero que regresan hechos unos forajidos que no tienen ni la más mínima idea de cómo funciona nuestro país, a tal grado, que siendo miembros o “homies” de una pandilla, deciden estructurar un apéndice el cual basan en el área donde se criaron en el país del norte, evolucionando, como es de esperar, ya que el hombre no está diseñado para vivir estancado, acarreando un problema nuevo, como lo es el enfrentarnos al desafío de nuevos estamentos, nuevas jerarquías y lo que es más preocupante, una nueva forma de operar la estructura criminal.

Los distintivos que se reconocían en un principio son ahora historia misma de la evolución, habiendo tomado nuevamente la ventaja sobre las autoridades, debido a que el reconocerlos físicamente es cosa del pasado, hoy tenemos miembros que están estudiando, obteniendo profesiones, infiltrándose en la sociedad que trata de estar aislada, siendo ahí que los salvadoreños nos convertimos en presas fáciles, porque al no identificarlos plenamente, estos pasan a ser miembros de nuestra comunidad.

Al igual que un empresario común, los directores de las estructuras delincuenciales tienen su ámbito laboral totalmente aislado al de su comunidad, ya que para poder vivir en armonía y tranquilidad, los problemas de trabajo deben permanecer allá, en el trabajo, teniendo para ello a un grupo subordinado que ejerce el control del producto y su desarrollo, a tal grado que todo se controla tal cual se gobierna una empresa, con la diferencia de que el margen de pérdida no se paga con el despido de alguien sino con la muerte del responsable.

Las empresas tienen su control territorial, la estructura posee un territorio controlado, con más dominio que el que un gobierno le garantiza al Estado; esto es porque el control gubernamental se basa en un presupuesto, que debe ser aprobado por los controles políticos, el cual no permite una reacción ante una situación novedosa, por lo que los planes de seguridad ciudadana se convierten en obsoletos, prácticamente desde que se divulgan, ya que las estructuras tienen la capacidad operativa y económica para actuar en avanzada. Basta con recordar que hasta hace algunos años estos actuaban con armas hechizas o trabucos, hoy por hoy, tienen hasta armamento militar e incluso poseen entrenamiento para ello, el cual está creciendo sutilmente.

El divorcio que mantiene la derecha con la izquierda nos está causando el mismo deterioro que regaló la opresión del poder económico sobre el trabajador; si continuamos con este distanciamiento, nuestro país pasará a defenderse por propia mano, porque los políticos aún están fincados en defender su reelección y no por lo que fueron electos.

Lamentablemente en este país se sufre de alzhéimer, si no vean, se nos ha olvidado que una señora fue muerta deliberadamente por un motorista, que violan a niñas diariamente, que desaparecen gran cantidad de salvadoreños y que emigran entre 400 y 500 compatriotas a la semana.

Si no resolvemos esto ya ¿a quién se le van a vender los churritos? ¿A quién se va a extorsionar? O ¿quién los elegirá, señores políticos?
 

Tags:

  • pandillas
  • territorios
  • migracion
  • presupuesto
  • seguridad

Lee también

Comentarios