FEDAES puede y debe establecer filtros

Enlace copiado
Enlace copiado

Por el Imperio del DerechoEl 17 de enero, la Junta Directiva de la Federación de Asociaciones de Abogados (FEDAES) aprobó por unanimidad el Reglamento Especial para la elección de magistrados que se celebrará el 10 de marzo de este año.

El Reglamento de FEDAES señala que el Comité Central Electoral procederá a verificar si las asociaciones postulantes y los precandidatos cumplen con los requisitos necesarios para poder ser presentados a elección del gremio de abogados. De esa elección, resultarán 15 profesionales que integrarán la mitad del listado del cual, a su vez, la Asamblea Legislativa deberá elegir a los magistrados de la Corte Suprema. Los otros 15 los elegirá el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ).

¿De dónde viene esta atribución a FEDAES? Primero, nuestra constitución dice que las entidades representativas de abogados deben elegir a 15 candidatos. Y después, la ley atribuye tal responsabilidad directa y tajantemente a FEDAES. En efecto, es la Ley del CNJ la que en varias de sus disposiciones señala a FEDAES como la entidad responsable de organizar, administrar y supervisar el proceso de elección de magistrados; y es el Reglamento de la Ley del CNJ el que dice que tal atribución le corresponde, específicamente, a la Junta Directiva de FEDAES.

Dicho de otra manera, FEDAES encuentra plena habilitación en disposiciones constitucionales, legales y reglamentarias, en virtud de las cuales debe organizar, administrar y supervisar las elecciones de candidatos a magistrados que corresponden al gremio de abogados.

Ahora bien ¿cómo cumple FEDAES con este encargo que a su vez entraña una tremenda responsabilidad? Pues para tal propósito, FEDAES debe emitir la normativa correspondiente; y eso es justo lo que hace el Reglamento especial de elección.

Y ¿puede desconocer FEDAES las exigencias constitucionales y legales? o ¿puede ignorar FEDAES la jurisprudencia constitucional vinculante? Por supuesto que no.

Nos hacemos este cuestionamiento porque ya hay quienes se han atrevido a poner en tela de duda la legitimidad con la que actúa FEDAES, y la atribución que constitucional y legalmente tiene para poner filtros que precisamente busquen cumplir con las exigencias constitucionales y legales, así como con los precedentes jurisprudenciales.

Hay quienes hasta han llegado al absurdo de invocar una supuesta transgresión al principio de igualdad, olvidando que la otra entidad proponente, es decir el CNJ, también está obligada a incorporar estos filtros en su elección. La igualdad se vulneraría si ante una entidad proponente se tienen que pasar ciertos filtros (CNJ), pero ante la otra entidad proponente (FEDAES) puede pasar casi cualquiera.

Ni el CNJ ni FEDAES pueden desconocer que los candidatos a magistrados que serán propuestos a la Asamblea deben serlo solo después de haberse comprobado su elevado nivel de experiencia profesional y académica, honorabilidad, cultura, méritos cívicos y otros similares, que garanticen una acertada candidatura; así lo exige expresamente la ley.

Y ni el CNJ ni FEDADES pueden desentenderse de lo reiterado en nuestra jurisprudencia constitucional, en la que se sostiene que el impedimento de estar afiliado a un partido político o tener algún vínculo material con estos y aspirar simultáneamente al ejercicio de funciones jurisdiccionales es una implicación necesaria del reconocimiento constitucional del principio de independencia judicial, no una restricción antojadiza.

El Reglamento Especial de Elección elaborado por FEDAES no solo puede contener filtros; en realidad debe contenerlos.

Lee también

Comentarios

Newsletter