Lo más visto

FMLN nos mete en nueva guerra fría mundial

Enlace copiado
Luis Membreño, analista

Luis Membreño, analista

Enlace copiado

Se habla de $10 millones para la campaña política del FMLN, $4 mil millones para el puerto de La Unión y 20 mil millones para la zona económica especial.

El FMLN negoció bajo la mesa un acuerdo con el gobierno chino, del cual todavía no hemos conocido ningún detalle, ni los acuerdos que se vayan a firmar entre el gobierno salvadoreño y el chino. Solo hemos escuchado del gobierno de la República China (Taiwán) que les exigieron cantidades astronómicas de dinero para no romper relaciones con nuestros amigos taiwaneses. Se habla de $10 millones para la campaña política del FMLN, $4 mil millones para el puerto de La Unión y 20 mil millones para la zona económica especial que pretenden implementar en 27 municipios del oriente del país. Eso se llama simple y llanamente extorsión y nadie condiciona continuidad de relaciones diplomáticas a la entrega de dinero.

El FMLN acaba de meter a nuestro país en medio de una disputa geopolítica entre la RPC y Estados Unidos en un momento en que se libra una guerra comercial entre ambas naciones que puede escalarse aún más y que está afectando los tipos de cambio de las diferentes monedas en el mundo, los precios de las materias primas y puede llegar a influir en las tasas de interés internacionales.

Además nos ha metido en medio de una disputa, que ha arreciado en el último año, entre la RPC y lo que el gobierno de China considera la provincia renegada de Taiwán. La República de China (Taiwán) ahora solo cuenta con 17 países, incluyendo el Vaticano, que mantienen relaciones diplomáticas con ellos, pero todo parece indicar que la RPC está empecinada en quitarle todos los apoyos internacionales a Taiwán para aislarlos y tratar de obligarlos a que vuelvan a ser parte de China bajo las reglas del partido comunista chino.

Es muy triste que el FMLN y su gobierno se estén prestando a esta estrategia revanchista de la RPC y que tendrá serias consecuencias para el pueblo libre de China en Taiwán. El FMLN confunde siempre sus lealtades como partido comunista hacia otros países con sistemas de partido único comunista antiguo o moderno (socialismo del siglo XXI) y no ha tomado en cuenta la voluntad del pueblo salvadoreño de apoyar a un pueblo amigo que siempre ha estado al lado nuestro, en las buenas y en las malas.

A Sánchez Cerén y a sus jefes de la comisión política del FMLN se les olvida que solo lograron la mitad de los votos en la elección de 2014, que si se hubieran abierto los paquetes electorales probablemente habrían perdido las elecciones y que en las últimas elecciones de 2018 gran parte del apoyo de sus mismos seguidores ya no estaba ahí. Por lo tanto ellos no pueden ni deben seguir apoyando a dictadores como Maduro y Ortega en foros como la OEA o con comunicados de apoyo a esos gobiernos, ya que no representan la voluntad del pueblo salvadoreño y nos avergüenzan con su comportamiento. Lo mismo ocurre con las relaciones diplomáticas de nuestro país, en este caso con el rompimiento de relaciones con un pueblo y gobierno amigo. En esto tampoco representan la voluntad de la mayoría del pueblo salvadoreño a quien deben representar cuando toman estas decisiones.

Es momento que los ciudadanos que no estamos de acuerdo con las acciones del gobierno del FMLN que tanto daño le están haciendo a nuestra imagen internacional, que tanto puede afectar directamente a más de dos y medio millones de salvadoreños que viven en Estados Unidos y a sus parientes que viven de los más de $5,000 millones de remesas familiares con los cuales se sostienen en El Salvador, tomemos acciones concretas para exigir al presidente Sánchez Cerén, a su vicepresidente, que dejen de involucrarnos en conflictos que no nos corresponden y que se concentren en resolver los ingentes problemas de todos los salvadoreños. ¡Despertemos, salvadoreños! Las elecciones ya se acercan y con ello la posibilidad de hacer un cambio hacia un gobierno que sí represente nuestro valores como sociedad libre.

Tags:

Lee también

Comentarios