Lo más visto

Más de Opinión

Factores clave

Enlace copiado
Rafael Ernesto Góchez / Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Ernesto Góchez / Colaborador de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Miles de salvadoreños observan –con un sentimiento de impotencia– la manera en que diputados y dirigentes partidarios se señalan unos a otros de ser los responsables del atraso en la elección de magistrados de la Sala de lo Constitucional. Lo grave de semejante vacío institucional es el desamparo de los derechos ciudadanos y el deterioro del Estado de Derecho. Conviene, por lo tanto, que los gobernados se informen, analicen y manifiesten su malestar en contra de los políticos que maniobran para controlar partidariamente el aparato estatal.

El reparto partidario del poder público propicia la corrupción y consolida el centralismo. En este sentido y con el objeto de confundir a la opinión pública, los defensores del statu quo hacen bulla y despotrican contra los ciudadanos y organizaciones que exigen el respeto a la Constitución. La esperanza es que crezca el número de ciudadanos que defiendan el sistema democrático.

Este escenario se complica con la campaña presidencial 2019, ya que los demagogos hacen bulla y tratan de confundir a los votantes para evitar que estos los castiguen en los próximos comicios. Por ello, los gobernados deberían prestarles atención a cuatro factores clave.

Factor 1. La demagogia (falsas promesas). Los que acaparan el poder público ofrecen profesionalizar el servicio público, racionalizar el gasto público y rendir cuentas. Lo cierto es que se aferran al centralismo y obstaculizan la participación ciudadana. De esa forma, el país sigue siendo gobernado por pocas manos y la demagogia continúa siendo un medio efectivo para lograrlo.

Factor 2. Los medios y redes sociales. La "realidad virtual" está dominando la opinión pública. Imágenes, videos y memes contribuyen a que miles de compatriotas se concentren en asuntos alborotadores o controversiales. El uso excesivo y malévolo de las redes sociales hace que al ciudadano le sea difícil diferenciar entre lo falso y verdadero.

Factor 3. El ánimo y la actitud de los salvadoreños. Millones de compatriotas viven en otros países y muchos desean emigrar. Esto significa que incontables connacionales han dejado de asociar su proyecto de vida con su lugar de origen. Esta actitud hace que innumerables coterráneos no se interesen por lo que pasa en su país y depositen su destino en manos de un grupo de burócratas.

Factor 4. Base social. Los salvadoreños se están "muriendo" socialmente. No hay vida comunitaria e incalculables jóvenes pasan encerrados en sus viviendas. Numerosas madres de familia viven en zozobra por los peligros que corren sus hijos cotidianamente. El crimen domina múltiples barrios y cantones. Esto vuelve imperativo la regeneración del tejido social local.

Conclusión: el país vive un momento decisivo para su democracia. Tres hechos lo confirman: (1) el crimen tiene de rodillas a los salvadoreños, (2) un alto porcentaje de electores desea castigar a aquellos partidos que hayan ejercido la Presidencia de la República y (3) la "realidad virtual" está ocultando o distorsionando la realidad diaria que viven los salvadoreños. En este contexto y dado el incremento de los dimes y diretes, se vislumbra que el próximo mandatario salvadoreño será producto de una votación emocional. Consecuentemente, los equipos de campaña deberían estar formados por psicólogos, antropólogos, mercadólogos y comunicólogos.

Tags:

  • Sala de lo Constitucional
  • Estado de Derecho
  • corrupción
  • demagogia
  • redes sociales
  • emigrar

Lee también

Comentarios