Lo más visto

¿Falló el liberalismo?

Duraron 30 años (1618-1648), Europa se vio involucrada en una serie de guerras iniciadas por conflictos religiosos. En ellas participaron casi la totalidad de los reinos de la época, y murieron más de 4 millones de personas.

Enlace copiado
Rafael Mejía Scaffini

Rafael Mejía Scaffini

Enlace copiado

El filósofo inglés Thomas Hobbes pudo constatar los engaños, traiciones, asesinatos y robos entre la nobleza. Logrando identificar tres causas fundamentales de la discordia: la competencia, donde se disputa el dinero y el poder; la desconfianza, producto de la codicia; y la sed de gloria, expresada en la soberbia. Esto no permite la convivencia social y concluye que "el hombre es el lobo del hombre".

Sin embargo, Hobbes considera que el hombre fue creado a imagen de Dios, y en tal sentido todos somos iguales y deberíamos tener los mismos derechos. En consecuencia, justifica la existencia de un Estado fuerte que pueda asegurar esos derechos.

Así, propone el derecho natural como justificación del Estado. Es decir, el gobernante adquiere esta posición por acuerdo social. Son los gobernados quienes ceden su libertad a cambio de seguridad. Esto contradecía el concepto monárquico del Estado, donde prevalecía el derecho divino. Es decir, el gobernante recibía esta posición directamente de Dios, lo cual erradicaba cualquier posibilidad de protesta o cambio de gobierno por los gobernados.

El reconocimiento del derecho natural como sustento filosófico del Estado fue la base que dio nacimiento al sistema liberal en Occidente. Donde la idea fundamental es garantizar la libertad individual para conseguir el progreso social. Posteriormente, fue John Locke, también inglés, quien establece los derechos naturales del ser humano: derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad privada.

Este cambio en la filosofía política fue lo que más tarde permitió el nacimiento del Estado de derecho, la democracia representativa y la división de poderes, una de las formas más sofisticadas de gobierno que el ser humano haya logrado crear para la convivencia social.

Si el liberalismo está bien sustentado, ¿por qué no logra garantizar los derechos de todos sus ciudadanos?

• Porque separamos nuestra vida espiritual de nuestra vida profesional. Es decir, olvidamos que Dios no solo se encuentra en el templo sino en nuestra cotidianidad, incluyendo ahí donde hacemos negocios.

• Porque no hemos advertido que, si bien es cierto fuimos llamados a señorear la Tierra con ingenio, esto no significa que podemos enseñorearnos de otros hombres. El reino de los hombres le pertenece solo a Dios, tal como le fue aclarado a Nabucodonosor, rey de Babilonia: "Hasta que reconozcas que el Altísimo tiene el dominio en el reino de los hombres, y lo da a quien él quiere" (Dan. 4.32b).

• Porque hemos olvidado que el amor al dinero es el origen de todos los males, y se convierte en maldición cuando ya no lo buscamos para satisfacer nuestras necesidades, sino para hacernos un nombre en la Tierra, lo cual requiere enseñorearse de otros hombres.

• Porque no asimilamos que la justicia es la base de la paz social, tal como lo establece Isaías: "Y el efecto de la justicia será la paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre" (Is.32.17).

Al proponer el derecho natural como sustento del Estado, Hobbes no pretendía cambiar el sistema monárquico, sino descubrir una verdad filosófica. Sin embargo, esta verdad permitió vivir en libertad a millones de personas en Occidente. Esto debería motivarnos a perfeccionar nuestro sistema con la inclusión socio económica, y a propiciar que cada quien descubra su propósito, desarrolle sus dones y pueda realizar aquello para lo cual nació.

Tags:

  • Thomas Hobbes
  • derechos
  • Estado
  • Occidente
  • liberalismo

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines